miércoles, 23 de enero de 2008

Obsesión: Fantasía de un mundo Imaginario ... !!!

Ayer reí muchísimo al escuchar la anécdota de una amiga que me contaba su aprieto con alguien que se había obsesionado con ella de tal manera que el adorno principal de la sala de su casa era un cuadro pintado, incitado por esa bella mujer que en su mente lleva por nombre Carmen.

Al menos este joven fue sincero y le expresó al verle sus más secretas fantasías, la forma en que soñaba y sueña con ella en todos los extremos en donde el morbo y la lujuria se combinan para hacer un mundo irreal, placentero y un motivo para vivir en su mente basada en sueños.

Ahora bien: vamos a hablar un poco de las obsesiones, las cuales terminan en visitas el psiquiatra o al psicólogo si no son canalizadas y controladas por nosotros mismos.

Las obsesiones son un problema bastante común y cotidiano. Todo el mundo se ha sentido en alguna ocasión "atrapado" por algún pensamiento que le atormente, en ocasiones absurdamente y en otras de forma justificada. No obstante, para bastantes personas esos pensamientos tormentosos llegan a resultar verdaderamente un problema limitante, generador de mucha ansiedad e incluso el desencadenante de depresiones.

En términos de psicología occidental, a las personas a quienes sus obsesiones se convierten en un trastorno psicológico considerado como tal, se les dice que sufren "TOC" (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Se caracterizan por sufrir esos pensamientos tormentosos y generadores de ansiedad de forma muy recurrente, así como por realizar unas determinadas conductas (denominadas rituales) con las que "ahuyentan" a sus temores temporal y levemente.

Cuando se sueña con una persona que apenas conoces, no lo dudes: no es amor. Cuando mucho, atracción. Todos tenemos nuestro tipo de hombre o mujer ideal. Y cuando no conocemos bien a la persona… le endosamos todas las características de nuestra pareja ideal. Hasta que conozcas a tu amor platónico, sabrás con claridad sus defectos y virtudes. Conocerás su vida. Y solo en ese momento, sabrás si es amor… o solo fue obsesión.

La mente es tan poderosa, que puede enfermarte… o enamorarte. Y todo está en los pensamientos. Es bonito ilusionarse por alguien y pensar que es nuestra persona ideal. Pero pasar de la simple emoción a la obsesión ya no es sano.En ocasiones, tendrás pareja y estarás obsesionada por otra persona. Pero sientes que estás enamorada de los dos. Es simple. Estás enamorado de tu pareja, porque la conoces… y tu mente te ha enamorado de la otra persona, por ser un sueño aún no vivido.

Cuidado:
He aquí algunas señales de advertencia que te ayudarán a determinar si estás confundiendo obsesión con amor:
sólo quieres estar con él/ella
no hacer nada sin él/ella
cambiar horarios de clase para estar con él/ella
cambiar tu personalidad para parecerte más a él/ella (convertirte en vegetariana porque él lo es, etc.)
estar deprimido/a cuando no puedes estar con él/ella
querer que él/ella sólo haga cosas contigo
escuchar a tus amigos o familiares decirte que piensas demasiado en él/ella
sentir que te morirías sin él/ella
escuchar que ella/él dice que lo absorbes demasiado
dejar que él/ella sea abusivo/a contigo
Recuerda, obsesión rima con posesión, y tienen mucho en común.

Si sientes que alguien está obsesionado (a) contigo y desde luego te agobia o preocupa, corta un poco la distancia con esta persona.

No le des cabida en tu vida por ningún motivo y reafirma tu postura de mantener la distancia.

Pero... vamos! Todos en alguna ocasión nos hemos obsesionado con alguien en particular ( cómo que no?..Piensa bien)… las obsesiones pasajeras son reemplazadas por otra, o dejan de tener efecto cuando te das cuenta que lo que te propones conseguir, se logra con perseverancia.

1 comentario:

matias dijo...

que bonito lo que escribes, pero que triste, triste por que es verdad, triste por que es involuntario.
en fin, suerte!