domingo, 16 de marzo de 2008

Cuando lo dulce amarga !!!


Este fín de semana, mientras me deleitaba en el montaje de postres exquisitos, recordé la peculiar infancia junto a mis hermanos. Ahora que recuerdo bien, no se desde cuando dejaron de gustarle los postres y dulces a ellos. - Yo no como postre, dice mi hermano Sandy, Soy intolerante a la lactosa, dilema de mi hermano mayor Carlos; Hilda dice: Yo no como chocolates... parecería ironía de la vida, que todas las cosas que ellos dejan de comer o no son sus favoritos en su diaria alimentación, son las que a mí me desvelan y hacen que cometa el octavo pecado capital.

Como olvidar cuando estábamos pequeños cuanto disfrutábamos juntos levantándonos de madrugada a comernos los "buñuelos" y las habichuelas con dulce que mi madre preparaba el jueves santo a muy tempranas horas de la tarde. Mi madre preparaba 2 ollas de cada una, tanta que parecía que pondría una kermes. A primeras hora de la noche, nos poníamos de acuerdo para levantarnos todos juntos a comer esta delicia y por supuesto teníamos reglas.

Primero: Debíamos levantarnos todos juntos
Nadie, absolutamente nadie, podía chocar con nada, desde el trayecto de su habitación hasta la cocina (quien chocaba con algún obstáculo, estaba descalificado)
Tercero: nada de dejar utensilios sucios en la cocina y la más difícil, NO ignorar el desayuno en la mañana para no despertar sospechas.

Mi madre era algo ingenua. Recuerdo una vez cuando ella fue a servirle a una visita "buñuelos" y al ver la olla por la mitad comentó: Caramba, juraría que habría hecho mas cantidad.. no sé, la próxima vez, tendré que duplicar la receta. O cuando comimos tanta habichuelas con dulce una madrugada que al día siguiente no teníamos nadita de hambre. Ella, al ver que hacíamos caso omiso a la comida más importante del día dijo a mi padre: "Miguel, creo que los niños están enfermos, los pobrecitos no han querido comer nada en el desayuno, creo que tendré que comprarle alguna vitamina para el apetito" y nosotros nos mirábamos poniendo cara y asentando con la cabeza afirmando la hipótesis de mi madre. jajajajajajajaja ( vamos, no pongas esa cara, también tu debes tener historias para contar....jajajajajajaja)


El Q' para levantarnos, era el ronquido más grande que mi padre podía hacer; una noche, la suerte no estuvo de nuestro lado, mi hermano sandy chocó hasta con la mecedora de la galería camino a la cocina (que es mucho decir) el ruido fué tan obvio, que mi padre despertó y todos escuchamos claramente decir: "Los muchachos dejaron el gato dentro de la casa, me levantaré a sacarlo" ... que apuros, todos nos marchamos sigilosamente a nuestras camas, fracasando el intento de realizar nuestro ilícito plan postrero (si, postrero, viene de postre, jajajajajaja) ... Al día siguiente mi hermano no podía pasarnos cerca, pués queríamos matarlo por hacernos fracasar el plan.

Mi madre ya sabe todo lo que hicimos, después de adultos son los temas favoritos para reírnos en nuestros encuentros en las vacaciones o en navidad.

17 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ohhhhh Valentín, el corazón de una madre no lo engañan los hijos, jajaj.

Yo evito los dulces, y no porque me hagan mal sino que me cuido la figura, gracias a Dios nada me hace daño al estomago.

Tengo un amigo que es intolerante a la lactosa, y colapsa si come algo con eso, yo lo bromeo y le digo que lo ataca la lechita jajaja.

Ustedes eran bien pillos en pequeños, asaltaban todo la cocina de su mamá jaja, no sé cómo no se enfermaban del estómago..
Es bonito los años cuando uno se criaba entre hermanos, son años que nunca volverán y que traen bellos recuerdos y una que otra sonrisa cómplice de parte de nuestras madres.

Se imagina usted si les daban algo para abrir su apetito, hubiera sido el final de todos los dulces jaja.
Saludos

Valentín dijo...

jajajajajajaja Roy, imagínate que debo taparme la boca pra no reirme al voz alta a esta hora de la madrugada..jajajajajaja....créeme que tenemos tantas anécdotas de niños que si las contaramos todos, hariamos un libro, así pequeñito, como el pequeño larousse...jajajaja!!!

En serio, cada día me pregunto el por qué mis hermanos no le gustan los dulces, mi hermana parecía abeja buscando dulces y comiendo por demás..jajajaja. y gracias a Dios mi contextura física y la desendencia de mi genoma humano, no es de personas obesas ni gordas, así que no me molesta comer dulces, aunque claro, tambien me se cuidar para no dejarme arrastrar y por que a la larga, acarrea problemas de salud.

Un abrazo Roy!

mi despertar dijo...

Muy cómico tu blog.te encontré en lo de Roy
Abrazos

OLGUIS dijo...

mi pecado es el chocolate y aunque en mi casa mi mama no era dulcera mi papa si y ahi herede todo lo que esta relacionado con reposteria.
Saludos
olga.

Valentín dijo...

Mi despertar, gracias por tu visita y coment.
Un beso

Olguis: Ya me dí una vueltecita por tu blog y creo que me tendrás más seguido, sobretodo cuando hagas deliciosos postres..jajajaja!!!

Hasta luego!!!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Mucha mi musa anda rondando por acá jajaja.

Se nota su buena figura Valentín, y eso que solo se ve parte de su cuerpo jajaj, ya que uno nunca sabe que fue lo que NO puso de la foto.

Pues si yo me cuido vaya a ser que me enferme de tanto dulce, es que amo lo dulce y Olguis pone cada receta que me deja deseando comer más y más.

Que bueno que te gustara mi comentario, ya que he disfrutado mucho esas anecdotas tan refrescantes, y es que me hace gracia, del pink a asaltar la cocina dulcera de tu mamá, que angelitos los que tuvo de niños su señora madre.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Por cierto que hacías tan tarde levantado o apenas venias llegando a tu casa como Drácula nocturno jijiji.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Valentín:
Pudistes ver que dije que se nota su buena figura jaja, debes explotar al máximo tu fitnees body.

Y no soy malozo para nada, se lo aseguro, soy un chico muy bueno jajaja.

Sigue comeindo dulce, y asi mantienes tu equilibrado cuerpo .
Saludos

Sensai dijo...

Me encantan las anécdotas de hermanos. Nosotras somos 3 hermanas y nos lo hemos pasado tan bien ... que entiendo perfectamente cuando os juntáis en reuniones familiares y os pasáis horas y horas recordando travesuras. Me dan penita los niños que ahora no tienen hermanos, porque no saben lo que se pierden!!!

Y Roy, no comentamos aquí -al menos yo-, por el buen aspecto de Valentín, sino porque nos gusta como escribe.

Un beso de chocolate :)

nickjoel dijo...

hola Vale.... espero que todo este marchando super bien my brother...
Bueno, yo haci lo propio con el quesillo, mi madre siempre preparaba por lo menos tres veces a la semana quesillo, y mi delirio era pararme de madrugada a comermelo, claro no todo, pero si me daba un gran gustazo comiendo a montones aquel delicioso manjar....
que dias aquellos donde las picardias infantiles hacian jugarretas con mi vida.... me encanta recordar esos momentos agradables de mi infancia....

Pd: me acordaste con la Kermes, a Luz Marina, pues fue en esa novela la ultima vez que escuche esa palabra, que aca en Venezuela tiene poco uso... jejejejeje

un abrazo brother

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sensai:
Lo hago en son de broma, asi que cero stress jajaja.

Además la foto es bien fotogénica jaja.
Saludos Sensai

Pensando en dijo...

Pues claro que si! Todos tenemos una historia que contar... y el que no, pues que vuelva a ser niño.

Como siempre te he dicho lo que Dios no me dio de hermanos me lo regalo en primos/as.

Era una costumbre que en vacaciones de verano, los primos y primas de la Vega visitaran mi casa en Santo Domingo. Llegada la noche... los mosquitos comenzaban a picar nuestro estomago y sentiamos la necesidad de "comer algo" Asi que las primas mas grandes las que sabian cocinar supervisaban la nevera a ver que se podía inventar. Toda la sobra de la nevera: un huevo, harina blanca, sopita, harina de maiz, leche, todo lo que hubiera servía para nuestro suculento platillo , ah y por supuesto la bebida: un jugo con dos limones secos, naranja agria (de las que sirven para cocinar...uiff) o un sobre de jugo por la mitad. Aveces quedaban extrañamente buenos, otras no muy suculentos...

Después, la noche no terminaba, por que había que digerir todo eso, asi que los cuentos de misterio no faltaban (Yo miedosita al fin, me abrazaba de todo el mundo... jejeje)

Bueno dulcero...

Chaito pues!

Pensando en dijo...

Por aqui no hay nada.... espero!!!

cuando lo dulce amarga! jejeje..... te quiero mucho!!!

Valentín dijo...

RoY, contestaré tus demás comentarios diciendote que me cuido con los dulces al consumirlos en exceso por la salud; y no me meto en los pleitos tuyos y sensai, no quiero salir salpicado de sangre, jajajajajajajaja, es broma.
Un abrazo!!!

Valentín dijo...

Sensai: gracias por el beso más dulce, rico y delicioso que me han podico enviar, hummmm, rico, comoes grande,lo disfrutaré de a poquito, cierto?
Haz las paces con Roy, jejejeje!!!
Un beso Sensai.!!!

Valentín dijo...

uY esther, que cosas preparaban, jajajajaja, sólo c q cocinas rico, por lo que me has dicho, jajajajaja, imaginate que hubieras tenido hermanos, las historias llenarian varias enciclopedias como digo de las travesuras. jejejejeje, cierto?.cierto???....
Gracias por acordarme que c m habian quedado coment sueltos por ahí.
otro beso con sabor a café, si?

Valentín dijo...

Nick, te tocó el cierre de este comentario, tu tambien tuviste tus travesuras dulces, me alegra saber que no fuí el único. lo bueno que saben siempre esas recetas que prepaan nuestras abuelas o nuestra madre, cuando probamos así furtivamente, verdad que sí??
y creo que la palabra Kermes, va desapareciendo cada vez más, no recuerdo una kermes después de haber salido de la preparatoria.

Un abrazo hermano Nick...!

Dulces días, sueños y semana para ustedes. hasta lueguito!!!