sábado, 13 de septiembre de 2008

VOLVER !!!

Esta tarde, mientras conversaba con mi hermana y la escuchaba melancolica preguntar por todos en la familia, con la añoranza de estar rodeada de los suyos y sentirse en casa de nuevo, recordé el reciente almuerzo que tuvimos en casa de un diplomatico, a quien le haciamos una entrevista; mi compañera tenía a cargo el cuestionario central con ese embajador en su espectacular "Penthouse" en el piso 16 de una torre con vista lejana al mar. Desde que vi acercarse a la "criada" o ama de llaves, descubrí en su mirada una tristeza tan marcada en sus ojos y en la angustia de sus palabras sin conocerle, la miraba con sus gestos un poco torpes y su cabello negro que hacían juego con sus ojos pequeños pero igualmente expresivos. Tan pronto tuve la oportunidad, ignoré en parte la historia que compartía mi compañera de trabajo con su entrevistado, podía adivinar su historia: "viajes por todo el mundo, relaciones internacionales con políticos, santa sede, cosechas de buenos vinos, habanos y experiencia típica de los que se mueven en su circulo" ... Comencé con una pregunta usual de como se sentía en este país, mientras ella me servía un café con mucho agrado. Me confesó que le gustaba el país, pero que extrañaba su tierra, su gente, su familia y sus hijos. Justo en ese momento pensé en mi hermana, la recordaba con ese cariño entrañable como si la tuviera cerquita diciendome que deseaba comer "arroz con huevos revuelto" a las 9 de la noche, buscando mi aprobación al decirlo. Siempre me causaban gracia sus frases jocosas y ese despiste ocasional o la manera en que dejaba caer todo de sus manos.

No bien terminaba de tomar mi taza de café peruano cuando volvía a mirar a esa señora perder su vista por el cristal del comedor que hacía horizonte con los edificios del entorno, se que su vista, su pensamiento y espíritu estaban en el mismo lugar que su corazón, ese que deseaba volver y abrazar con el alma a su familia y respirar el aire de su patria tras regresar de una frontera en donde ocasionalmente se sentía ser una extraña. Cuando pasamos a la sala a departir un trago, el mismo embajador nos comentó al verla llegar con sus copas en mano, que su ama de llaves se marchaba de su lado, que regresaba a su patria de origen, nos manifestó que ella le había acompañado a diferentes países del mundo; fue justamente ahí cuando recordé la peculiar expresión que cita "El viajero que huye, tarde o temprano detiene su andar" ... Comprendí además que las historias más interesantes aveces no son las de personas célebres, son de las que encierran en el silencio una vida extraordinaria, digna de ser contada.

... escuchaba a mi hermana hablarme del otro lado del teléfono, sabía bien que tras sus palabras disimuladas con mucha energía, en sus mejillas se deslizaban lágrimas mientras con jocosidad me preguntaba que había almorzado, se que en estos momentos tenía en frente un sueño que había ideado desde años; y como ha de entenderse, los grandes retos requieren sacrificio, un sacrificio que incluía estar fuera de casa en navidad o disfrutar del calor veraniego del caribe mientras recorría la madre patria desde Barcelona, Ibiza o Madrid; se que su sueño no formaba parte de sentirse ser Penélope Cruz y entonar canciones tristes, pero si amargura cuando un domingo cualquiera deseaba estar en casa; justamente ahora pienso en mi hermana y en esa criada que dejó perder su vista en un cristal, más no la decisión de sentar su cariño y echar raíces con sus hijos, con sus seres queridos; entendía la postura de ambas cuando alguna vez estando en otro país de vacaciones o trabajo, la nostalgia de apenas semanas, me llamaba al lado de mi patria, una que alguna vez miraré partir con recuerdos y añoranza ... y en este ir y venir por la vida y fronteras, alguna vez tambien tendría que volver.

6 comentarios:

Sensai dijo...

He vivido muy lejos de mi casa en varias ocasiones, y hay días en que la melancolía te envuelve y casi no te deja respirar.

Y volver es tan maravilloso, tan especial, que valoras todo, los detalles más chiquititos, los sabores y olores de las calles, de la gente. Es disfrutar de lo tuyo al máximo.

Un abrazo, querido Valentín.

luna*azul dijo...

waaooo que gusto mucho la foto, en pocas palabras expresa que asi salimos y asi legamos, porq eso es la vida, salir, entrar amar, odiar, reir, llorar, volver, sobre todo volver....
un abrazo.

Valentín dijo...

Sensai, esta semana deseaba estar en mi casa, sentir el abrazo de los míos y mira que estoy a solo 3 horas de distancia, pero al final vuelves a tus ancestros, cierto?
Un abrazoooo!!!

Valentín dijo...

Ay luna azul ... eres tan sensata (aparte de hermosa) ... la vida es el equilibrio de todo eso que has dicho, pero aveces volver es circunstancial y duele...
se que me entiendes si regresas a leer mi respuesta, cierto?

Massy dijo...

No hay nada mejor que la casa donde te criaste..el olor de cafe en la mañana ...y las manos de tu madre haciendote cosquillas en las piernas para que te levantes....


Home sweet home....

Un besaso Vale...

(hey cuando tengas chance me gustaria hablar algo contigo..tu me dices por donde)

Dulciblue dijo...

Preciosicima historia... Me encanto!

besos!