lunes, 8 de diciembre de 2008

"Dibujando con el Corazón" !!!

4 pliegues de hojas blancas, la excentricidad de 7 carboncillos y Marlen como modelo frente a todos, haciendo alarde de un "Botero" sin mesura, mientras le contemplábamos sin morbo, sin respiración entrecortada o excitación. Éramos casi todos aprendices donde al menos yo tomaría mi primera clase de dibujo del día. Un banco amarillo pálido era el santuario donde daríamos rienda suelta a contornear sobre el delicado y lúcido papel las siluetas de esta modelo con rasgos africanos bien marcado y labios carnosos . Escuchaba detenidamente a nuestros tutores cuando explicaban la perspectiva y el enfoque de dibujar sobre el papel dejándonos llevar por la impresión visual y plasmarlos en nuestra hoja.

Observaba la modelo una y otra vez. Me preguntaba en que pensaba cuando contemplaba sus ojos vivarachos, negros y expresivos. Su mirada era fría, pero cálida al mismo tiempo. Sé que muchos sentían la desnudez de su cuerpo palpitar en el lado izquierdo de su conciencia, otros dejaban aflorar su parte artística haciendo trazos gruesos asesinos muy lejos del patrón azaroso "90 - 60 - 90". Yo jugaba despertar esa sonrisa congelada que nunca se dibujó en su cara o se inmutó con cada flash despiadado que mutilaba sus pupilas o acariciaba el ébano de sus piernas, caderas con celulitis y senos proporcionados con efecto gravitacional descarrilado. La luz blanca de neón daba un aspecto monocromático con los bosquejos asimétricos que ataviaban la pared o algunos desnudos con proporciones colosales despertando el morbo o la fijación de muchas miradas; los carboncillos seguían su curso y a menos de 7 centímetros de mi, la distracción más despiadada cual Elena de Troya con palacio chavonero de rocas y paisaje impresionante.

Marlen seguía posando; seguía siendo devorada en un ángulo circunferencial completo de miradas con perspectivas diferentes. Yo prefería tenerla de frente, captar sus mejores expresiones sin examinarla externamente o hacer énfasis en sus alhajas minimalistas color plata que tímidamente armonizaban con su pelo corto recogido. 10 minutos más tarde nuestra musa era retratada e inmortalizada con un enfoque diferente; algunos con corriente del maestro “Goya” dirigían sus pasos al pasillo de serie “Pinturas Negras” como el látigo de un verdugo en la suave piel de una virgen. Acaso no era la pintura parecida a la objetividad o punto de vista que usamos para mirar la vida o transitar diariamente? Me preguntaba observando mis manos embarradas casi por completo por el serrín de mi lápiz. La siguiente prueba comenzaba. 5 minutos, sin mirar el papel, sólo la modelo (y plasmar ese camino en el que tus neuronas guardaban la información visual y despacio, muy despacio comenzabas a impregnar tu objetivo). Marlen seguía con su pose de mujer aristócrata, respirando calmada, muy despacio en ese banquito en el que su trasero se explayaba como las angostas líneas de la muralla china.

Al final era imposible divorciar mi realidad al contemplar las personas y la perspectiva de un lienzo o la objetividad de una mirada con recuerdo fotográfico; las líneas plasmadas en mis hojas no describían mi pretensión persistente de la vida; era más dado a captar las emociones y los sentimientos en las personas por medio de sus expresiones, como lo hago en cada rostro que capta el lente de mi cámara. Quizás todos se esmeraron el ver la apariencia robusta de nuestra musa. Yo dibujé a Marlen con un cuerpo normal, sin crueldad … y aunque mi técnica rimaba entre el cubismo y cara de figura egipcia, sin la marca pronunciada de su pelvis que etiquetaban su maternidad. Al terminar la clase, comprendí que mi espíritu y vocación artística, estaban del mismo lado de mis pasiones.

10 comentarios:

Karlita dijo...

wow!!!
me encato tu relato, me imagine la escena.

saludos!!!

el piano huérfano dijo...

esta bien hacerlo todo con pasión asi captas las mejores posturas que tu divina mente no lo ha imaginado

bontia y real hisotria
gracias, una vez, por compartirla

Dulciblue dijo...

Ese es mi artista!

Exepcional tu dibujo. Me recordaste a un personaje de una pelicula muy famosa:"el titanic". Esa dulzura con la que cuentas el relato y ya me imagino esos ojitos inquietos (osea los tuyos) explorando tu musa para sacar detalle a detalle cada emoción.

Un besote

Massy dijo...

Cada artista dibuja primero con el alma y luego con los dedos..

Mi besos mi niño!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bueno creo que no solo del lado de tus pasiones, sino del lado de muchísimas pasiones en esa primera clase jaja. Bien por vos me alegro que estés aprendiendo a dibujar y esperemos que seas modelo en algún momento.
Saludos

Barbado Whisky Matinal dijo...

La verdad me sorprendio su blog. Que bueno alguien que pueda apreciar que desde la ida de Rafael, desde que ya no llueve marmol del cincel de Miguel Angel, hemos todos muerto un poco. Le felicito, y le dejo la direccion de mi blog, ya que cuando un blog me gusta, invito a ir al mio. Espero vaya hacia alla y lea al menos un linea y si no, estará todo bien igual. Saludos y que siga bien. Este es mi blog, http://bebiendotemprano.blogspot.com/

Gigi German dijo...

Mi amor, tu si eres lindo, escribes simple y sencillamente con el alma, tienes arte y calidez.

Gracias de corazón por tus respiros, por hacerte parte de mis letras y de un pedacito de mi corazón.

Espero poder conocerte, ya estoy en DR el proximo Viernes.

Un abrazo del alma.

tnf25 dijo...

Uno de tus mejores relatos, casí la vi tambien defrente y la he dibujado en mi mente....

Barbado Whisky Matinal dijo...

Señor Valentin, le devuelvo la visita. Para mi seria muy lindo que enlace mi blog, ya que ademas de gustarme el suyo, al mio , no lo visita casi nadie....así que le deseo salud y felicidades eternas ¡¡¡¡
PD: ¿Es verdad que el aire de las Meninas es el de mejor calidad en el mundo? jejeje.... ojalá algun dia pueda ver un Velazquez de cerca.

Anónimo dijo...

Hola Valen, te lo digo una y otra vez, tu eres una estrella que brilla por si sola !

Quien te quiere...