viernes, 17 de julio de 2009

Complejidad Humana "Bipolares" !!!


Bipolar. Si, bipolar! Ese era el resultado que emitíamos “CG” y yo a cerca de una persona muy allegada a muestro entorno mientras almorzábamos sin tanta prisa el viernes pasado, presumiendo unos minutos extras para el postre. Con nuestro veredicto al estilo Sigmund Freud, estábamos muy lejos de equivocarnos frente al comportamiento extraño de alguien con quien has compartido casi siete años tratando de entender sus razones. Siempre he manifestado que fuera de nuestro hábitat, en las calles, en nuestro ambiente laboral o donde vas; hay una psicología social a la cual debes responder e involucrarte si hay un vinculo de por medio.

Lo admito, me ponen mal las personas que suelen jugar con mis emociones, esas que un día están de buen humor, esas que al día siguiente apenas te saludan y debes andar pendiente de cómo está su “emocionometro”. Todos, absolutamente todos tenemos circunstancias momentáneas desastrosas y agobiantes dignas de ser comprendidas; más no por eso debemos llegar al punto de convertirnos en manzana de discordia, en desquiciados mentales jugando con el estado emocional de quien te queda al lado, de quien comparte contigo las proximidades de un escritorio o sentimientos afectivos constantes. Cómo puede una persona cambiar constantemente su estado de humor drásticamente y pasar de estar alegre en la mañana y en la tarde rabioso? Si el trastorno de bipolaridad afecta el polo depresivo y el polo eufórico del cerebro, tomando en cuenta que los mismos se consideran con ciertos aires de superioridad y genialidad, que diablos entonces es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es vital para ser profesionales excelentes, es vital para ser individuos cuerdos y tener el éxito garantizado en los proyectos que ameritan un control total sobre las emociones y transmitirlas positivamente ante quienes devoran cada gesto, palabra y actitud siendo jueces de las impresiones que transmitimos. La inteligencia emocional es sumamente importante para la convivencia de pareja, la familia y las relaciones afectivas entre amigos; si la misma no está presente en un individuo con responsabilidades y decisiones importantes, los resultados serán desastrosos ante sus medidas. Me gustaría creer que muchas personas cambiantes como el clima de Costa Rica, son bipolares, más puedo asegurar que no es así. La empatía y comprensión juegan un papel fundamental para sobrellevar una relación con estos individuos y no sentirnos vulnerables en algún momento, aunque al final sus fantasmas terminan devorando nuestra paciencia. Lo más recomendable es no tener ningún vínculo afectivo arraigado dentro de ti para estos, porque al final terminarás naufragando ante sus osadías.

Las personas bipolares, terminan con la paciencia de los sensatos y sus cambios repentinos de humor despiertan lástima en quienes le miramos luego como enfermos o locos sin crueldad; el delirio de querer arraigar un temperamento imperante despierta emociones de ira en quienes presumen tener un estatus jerárquico dentro de una empresa, por lo tanto, la mayoría de jefes rabiosos, iracundos, groseros y ambiguos, son siempre repudiados por quienes terminan cansándose de sus canalladas. La vida no es tan pragmática, no tiene un manual estándar con indicativo que emita hora específica o situación para reír, llorar, enojarnos, entristecer o hacer silencio … es aquí cuando reitero de nuevo: “El sentido común es el menos común de los sentidos”. Si ya el mismo sistema comenzó a depurar a los profesionales en base a su inteligencia emocional, los bipolares, más allá de hacer alarde de sus dotes de incansables o sabelotodo, serán etiquetados dentro de algunos años, lejos de considerarse prodigios, serán una amenaza para el desarrollo evolutivo de los avances del siglo y quienes no puedan mantener un nivel promedio de sus emociones sin arrastrar la bipolaridad, serán enviados a un campo de entrenamiento militar a recibir humillaciones hasta que su ILF (Índice Liberacional de Furia) esté controlado totalmente y no puedan poner aprensivos a personas que diariamente salen cargadas de optimismo y sonrisas resplandecientes en sus rostros a dar lo mejor de si donde quiera que van.

8 comentarios:

clau clau dijo...

Hola Valentin !!! pasando por aqui para leerte como siempre ^__^

^__^
clau

Angus dijo...

Me gusta.

Mabel dijo...

No pedi ser bipolar... pero lo acepto y he aprendido a vivir con ello.

Saludos!

Leonard dijo...

La inteligencia emocional aplicada a la gente que amas me parece frívolo, se muy bien de que se trata, mi hermano vive constantemente aprendiendo técnicas y métodos, de autocontrol, y armonía, pero mmm... no lo comparto, la personalidad, es un cierto por ciento propia de tu esencia, esencia que nace y uno aprende a las faltas, ( la discordia esta en que no aprendas).
Buen tema, cuídate, un abrazo.^^
De bipolares, se han logrado los avances más hermoso y vitales.

Mr. Funester dijo...

Es bueno leerte, me ha gustado lo que escribes.

saludos

Keseyoke dijo...

Muy bien elaborado este post...eres meticuloso en la forma de articular tus ideas...eso puede resultar complicado para algunos yo te secundo.....me identifico con el comentario de Mabel, en ocasiones uno se puede tornar algo bipo, pero na.....sensatez y boca cerrada 2 buenas estrategias

luna*azul dijo...

Este azul de luna se salió de ese barco para no naufragar en el. espero no tener este tipo de personas en mi vida, porq en verdad sientes como juegan con tus sentimientos mas que con tus emociones. no digo que no tendré personas asi a mi alrededor, pero sabré lidiar con ellas sin que afecte mi persona. he aprendido a lidiar con mis amigos aun sea bipolares o tripolares jejejeej.
na, cuidate mucho portate bien. y porq sus cambios sean tan drasticos no tenemos porq sacarlos de nuestra lista.

Mandy dijo...

Yo soy bipolar, pero ten cuenta de que algunos de los que son bipolares no saben manejarse bien, me explico...cuando les pasa algo quieren pagar todos sus pesares con quienes los rodean y eso hace incomodar a los demás. Según lo que leí es lo que pasa contigo.

En mi caso, cuando estoy de mal humor prefiero no hablar mucho, para no herir a nadie y cuando esoty de mal humor lo aviso para que no hayan malos entendidos.

Me gusto mucho tu post, bastante descriptivo.

Estaré de vuelta pronto....