lunes, 10 de agosto de 2009

Los Pandas Comen Bambú y los sureños guasabaras ...


Fuera de nuestro entorno cotidiano hay una “psicología social” un conglomerado social al cual no pertenecemos por más roce que tengamos por los gajes del oficio, lo he puesto en manifiesto muchas veces y el fin de semana pasado lo comprobé con toda certeza. Es cierto que los seres humanos tenemos una capacidad extraordinaria para adaptarnos a lugares, situaciones y circunstancias, más las mismas nos hacen colapsar cuando nos llevan al extremo; cuando nos sacan de nuestro ambiente, como es normal, necesitamos un tiempo prudente para acoplarnos y tener la suficiente confianza para sociabilizar, para sentirnos cómodos. La convivencia habitual nos impulsa a compenetrarnos con diferentes grupos de personas y estratos sociales sin importar que sean de nuestra estirpe o no. Me parece escuchar la voz sarcástica de mi amiga “MP” asegurando que tengo una capacidad enorme para adecuarme a cualquier grupo sin dificultad. Y en realidad adopto la postura de ser buen romano, lo digo por la expresión milenaria de esta cultura estirada, con poses exagerados y aunque difiero de las condiciones mencionadas de esta gente, entiendo que ese código social al que te adentras, debes respetarlo y si no estás dispuesto actuar como tal, probablemente debas renunciar. No estoy hablando de perder la esencia frente a quienes de una u otra forma, eres un extraño, ciertamente hay reglas que debes respetar.

Imagino que muchos de ustedes al igual que yo, han querido alguna vez tirar por la ventana el protocolo, pero por desgracia, somos insignificantes ante el monstruo de vanidad y derroche de cuentas bancarias cuando nos toca ser participes por alguna razón frente a esta vanalidad. Todos tenemos prototipos de ambientes y personas con los cuales nos sentimos cómodos. Al menos yo no salgo de casa sin mi manual de sobrevivencia cotidiana; muchas veces, desde mi perspectiva, destierro leyendas urbanas y otras tantas, descubro algunas cosas inexorables, como por ejemplo:

- Las putas se conocen entre si
- Los pobres NO juegan golf
- Los Sapos bailan flamenco
- Las princesas toman ron
- Los ricos lloran de madrugada
- Los cerdos no comen diamantes
- Las modelos orinan paradas
- Los jevitos odian la albahaca
- Las monjas bailan reguetón
- Los locos si piensan
- Los abogados comen frituras
- Los Capos son diplomáticos
Y por último, pero no menos importante:
- Los marcianos son de plutón

Pero, cuesta mucho compenetrarnos al medio en que nos asociamos por vez primera? Fingimos para impresionar a quienes nos rodean, yendo en contra de nuestros gustos? Los patrones personales, están constituidos a bases de complacencias totalmente? Nos produce ansiedad extrema convertirnos en espías ante un circulo diferente al nuestro?
Lo más horroroso es fingir ser alguien diferente a quien en realidad eres, es detestable… inaceptable. Quién inventó las reglas? Las mismas están diseñadas para cumplirlas o para romperlas?

En realidad … a veces, nada es lo que parece…

12 comentarios:

saqysay dijo...

Nada es lo que parece...Mi querido Valentín. Lamentable vivimos en una sociedad,en que todos debemos ser y comportarnos iguales, si hasta parecemos uniformados, que lata.

Me ha pasado que he tenido que compartir, con Señoras, esas que llevan el nombre, pero que están lejos de serlo(tu me entiendes). He me sentido, horrible. Frente a ellas son una, mujer sin normas ni principios. Prefiero serlo, a tener una doble vida.

Como dice mi madre, hay ser, tal cual, como somos. Ni más ni menos.
PD: que psó con mi comentario en el post, anterior?...Lo eliminastes?...

Besos, que tengas una excelente semana.

clau clau dijo...

Hey Val, de vuelta a la civilización cibernética !
me gustó mucho cuando escribiste cultura estirada , siempre tienes esas frases que dan justo en el clavo!

Un enorme saludo.

^__^
clau

Diana Castán dijo...

jajajajajaja me suprimisteeeeeeeeeeee después de tanto tiempo jajajaja...

Quiero tequilas contigo ya para bajar la borrachera comeremos los tacos!!!..

Te extraño!!

paperpro dijo...

En realidad … a veces, nada es lo que parece…

Y a veces todo lo es, la realidad propia discierne de lo real, por que asumir que todo es sumirse en realidades, prefiero vivir en lo real, en lo que soy.
Muchos escritos y buenas palabras.
Un abrazo, cuídate, saludo a ella.^^

Mandy dijo...

Conozco muchos que finjen sus gustos y hasta el lugar donde viven solo por encajar en un lugar. A veces pienso que existen las fotocopiadoras de ¨humanos¨.

Usan el mismo hablar, ropa, accesorios...Uffff es horrendo, pero es parte de nuestro patio llamado ¨Isla¨.

Paula Daiana dijo...

Gran verdad toda tu reflexión... lo más triste del ser humano es cuando aparenta ser alguien que no es... creo que el verbo fingir es detestable en su totalidad!
No siempre es bueno seguir las reglas a veces es mejor replantearlas o hacer lo que verdaderamente sentimos!
Buena semana Valentín!
Besos!
Pau

Cyd dijo...

No somos (algunos) capaces de entender las reglas (lo habitual) en una comunidad X, llegamos a criticar sus actos y costumbres. Pero a la hora de entrar a ella, por cualquiera que sea la razón, somos los primeros en querer estar al día con esas costumbres que algunas vez criticamos.

Julio H. Mella dijo...

me gustaría que todos tuviéramos los mismos privilegios de hacer las cosas que queremos pero solo una pequeña cantidad tiene el privilegio de hacer y disfrutar de los lujos y placeres, pero somos un país feliz.

si compadre yo se que heredia si juega golf jejejejejej

M dijo...

quien como tu...pero desgraciadamente debemos ir donde nos lleve la vida y si tenemos que hacer limonadas con los limones que nos caen del cielo ... la proxima vez me invitas para que ligeres tu carga, :P

El Aletz dijo...

No es cierto! No todas las putas se conocen!!, bueno, según se...
Em...
Qué son las guasabaras?

Keseyoke dijo...

Tienes razon Valentin. Una de mis metas en la vida, aparte de estar vivo es siempre mimetizarme con el entorno que me rodea. O que lo haga el conmigo.

Dulciblue dijo...

entonces los sapos si bailan flamenco... mmm interesante,besos