viernes, 18 de septiembre de 2009

Complejidad Humana: "Circunstancias" ...




Ahí estaba yo el martes pasado, enfrentando una de mis fobias, entrando después de algunos años a una biblioteca. No estaba conforme con el veredicto de varias entrevistas realizadas para uno de los artículos escritos de la revista que edito, así que decidí sin pensarlo dos veces, enfrentar el monstruo espeluznante de paredes moribundas, luz tenue, olor a humedad y polvo condensado en la portada acartonada con trazos amarillentos en su interior; en realidad es pavoroso el ambiente de una biblioteca y si le sumamos una bibliotecaria con lentes a media nariz, chaqueta de los años 40, con vista de halcón escudriñando todo, mirando de reojo y escuchando hasta la respiración de cada persona y pasillando constantemente, al menos yo, puedo decir que es una pesadilla con los ojos abiertos. Esta vez el ambiente era diferente, pedí referencia del tema que deseaba investigar y al cabo 8 minutos un joven traía varios ejemplares no tan actualizados para encontrar la información que deseaba. Antes de hojear cada libro, me detuve por un instante a mirar el panorama, muy pocas personas se encontraban en la amplia sala. Muy cerca, una pareja de novios coqueteaba con los pies debajo de la mesa intercambiando miradas en las que el romance acaloraba el recinto desterrando las palabras; ella disimulaba un poco el nerviosismo de su adolescencia dejando acariciar tímidamente su mano izquierda por el chico de cabello pelirrojo con algunas pecas en la cara, volví a la realidad pensando un poco en la razón que me había arrastrado hasta aquí, conocer a fondo la historia, el veredicto y las razones del artículo que debía condensar en 3 páginas sin opción a usar google como referencia. Comprendí entonces, que todo en la vida tiene una razón de ser, circunstancias que envuelven la "Complejidad Humana" de cada persona, situaciones en las que el tiempo, las penurias, sonrisas y laureles marcan de forma muy arraigada un carácter y un comportamiento difícil de moldear cuando nos quedamos atrapado en un capricho, en una época o nos rehusamos olvidar algo o alguien que formó parte de una temporada en nuestra existencia.


Alguna vez te has preguntado que te hace actuar o ser de una manera determinada? El carácter y la personalidad son concebidos con sucesos de acciones muchas veces en la etapa delicada de nuestra niñez o en determinados casos cuando damos paso a la adolescencia y nos dejamos envolver por sentimientos en lugar de acciones caprichosas con rebeldía. Yo difícilmente juegue a ser “Sigmund Freud o Sherlock Holmes” pero si me gusta llegar al fondo de las cosas, encajar cada pieza en su lugar, esto si me importa una persona, si sus razones tocan mi ser y me incitan a nadar profundamente para que el proceso de comprensión y convivencia sea efectivo. TODOS tenemos fantasmas o un comportamiento inadecuado que desagrada seguramente a muchos de los que están a nuestro alrededor… dentro de la individualidad y exclusividad de comportamiento y sentimientos de una persona, hay patrones en que no es permitido reaccionar de forma ambigua cuando el siglo demanda transparencia y cero complicaciones en los diferentes ámbitos sociales de las relaciones entre los individuos. Pero, que pasa cuando tratamos de hacer lo sencillo complicado? Qué pasa cuando cerramos las puertas del entendimiento razonable guardando las palabras y anteponiendo muros en el proceso de comunicación efectiva? Destapamos los monstruos guardados en el frasco de cristal y como discípulos de Pandora causamos un revuelo injustificado luchando con las razones inexorables sin combatir? Muchas veces tratamos de comprender a los demás con nuestro mayor grado de empatía, pero ... quien te entiende a tí? ese alguien pone empeño en saber al menos como ha sido tu ardua jornada o preocuparse por tus cosas, por tus circunstancias?

Terminé mis apuntes sintiendo que el tiempo se había congelado en el silencioso lugar. Al cabo de casi dos horas, los enamorados se habían marchado, me paré sin pereza alguna, tomé mis cosas complacido con la referencia investigada, ya tenía la información necesaria con datos cronológicos para escribir mi articulo con la mayor veracidad posible. (…) Cada incidencia en nuestra vida es una hoja escrita con diferentes tonalidades de tinta, muchas veces imborrable como papiro egipcio, otras tantas insignificantes como trazos de carboncillo vegetal … aunque al final somos responsables de editar nuestra historia, nuestra vida …

8 comentarios:

María Laura dijo...

A VECES SUCEDE, ESTAMOS EN UN LUGAR, Y NO COMPRENDEMOS EL POR QUÉ SOLO HASTA EL FINAL, EN EL QUE NOS DAMOS CUENTA QUE...

LAS CASUALIDADES, NO EXISTEN.

BESOTES,

clau ryuzaki clau dijo...

Yey! Val, pasando por tu blog para leerte, un besito!!
^__^
clau

JeSs dijo...

Valentin,

Creo que las diferentes experiencias por las que pasamos, nos forjan nuestro caracter, nuestros miedos y creo que hasta nuestra forma de relacionarnos con los demas. Muchas veces en mi caso, me encantaria cambiar muchas actitudes mias,pero aveces esas experiencias te marcan tanto que uno no puede borrar las huellas que dejaron en nosotros...

muy buen post, admiro tu capacidad para escribir...
besos

saqysay dijo...

No tenía la menor idea que las Bibliotecas te producían fobia/al contrario para mi es el lugar más acogible que existe/puedo pasar horas/leyendo/revisando tanto material que el tiempo se hace corto...

Más allá de quién te reciba en su entrada/no se puede colocar una modelo/no permitiría la concentración de los usarios/eso ya es un problema...
tal vez esa señora que describes tú/cumple todos los requisitos/anda saber tu...

Parejas te las encuentras en todos lados/salvo que soy bien requicente a ellos/no me agradan que anden demostrando su afecto por todos lados/eso de "Besos" en la calle/son para mi/de mal gusto/Mejor que se vayan a un motel y desaten su locura...

Por supuesto que hay libros que no están actualizados/cada día aparecen palabras nuevas/sobre todos modismos(los adolescentes los ocupan mucho)pero aún así cumplen su objetivo/Entre un GOOGLE y una BIBLIOTECA prefiero lejos ésta última/no hay como hojear un libro de hojas amarillas y sus tapas algo desgastadas...


Besos, abrazos Valentín!!

Zabeton 2.0 dijo...

Supongo que estabas en la biblioteca nacinal o algo así? De hecho, te aseguro que deben existir otras bibliotecas mas interesantes...pero, buscabas información y la encontraste. Eso es lo importante.

saludos

M dijo...

bueh, que decirte? particularmente yo he aprendido a echar a un lado las cosas fea de la vida y aunque tengo algunas bien marcadas otras las echo a un lado para no herir a quienes amo con un comportamiento villano, pero claro, no debes pensar que todos tenemos una hermosa familia como la tuya. en que estas loco?

Sheila dijo...

Somo un sin fin de conocimiento, es mi mejor explicación, es decir, solo nos identificamos con pequeños filamento de todo lo supuestamente aprendido, experimentado. Nuestra circunstancia es consecuencia de un montón de decisiones que tomarón un montón de gente, muchas veces sin saber que alguna vez te tocaría cargar con esas resoluciones. Con eso llego a la conclusión que la vida es causa, y que todos somos (en algún momento) juguetes de este gran movimiento.

La Titanica dijo...

Siempre hay experiencias que nos marcan en la vida... por lo que pude leer odias ir a la biblioteca, pero esta ultima ves no fue tan malo para ti.. lo mismo me sucede con el dentista, odio tener que ir, encabio la ultimas ves que fui no fue tan traumatico..

hay que estar abiertos a nuevas posibilidades...