jueves, 4 de marzo de 2010

Unplugged: Feedback …


Un beso de Judas calló sobre su mejilla apática de sonrisa marchita. Sus ojos contemplaban la hermosura envejecida debajo de su blusa color “rosa alegría fingida”. Su mirada encontró la frialdad despiadada que entristecía retrocediendo el tiempo al mismo instante de madrugada, con la luna llena resplandeciendo de optimismo, ... sordina, sin ladridos de perros viralatas o pasos asimétricos de algún borracho. La noche quedó inconclusa, su musa falleció junto con las esperanzas hambrientas colgadas del alambre ambulante sin zapatos azules, sin villancicos con melodiosa voz o caprichos pasajeros; el pasillo cruel sin palabras nocturnas, regresó el insólito Déjà Vu. Su corazón desgarró el cariño huérfano ante un pavimento concurrido por enmascarados y murmullo sin voces elocuentes… Qué pasará mañana? Recuperarás tu corona o descarrilarás tus ilusiones por el barranco sin alas para volar? Acaso importan sus desdichas por encima de tu egoísmo? Qué harás cuando se termine la magia? Podrás intercambiar carcajadas por quimeras? Una dosis de perdón cambia al mundo cada día y renuevan las ganas de amar, soñar, reír … pero cuando se aflige el alma, envejecen los recuerdos y pernoctan la confianza ante la fuerza de voluntad extrema … Por favor, cuídate del boomerang al volver …!

Bookmark and Share

6 comentarios:

Isabel dijo...

ahhh !! la foto me pone los vellos de punta ... uff que frio y repelús jejeje

Ni εїз dijo...

no cabe duda que se recibe lo que se da...
saludos!

el piano huérfano dijo...

ültimamente escribes muy inspirado, me pregunto si tiene nueva musa..
bonito relato, Valentin, sin lugar a duda lo que sembramos es lo que comemos, asi debería ser,sin embargo, en la vida cruel recibimos muchos boomerang..

Abrazos y sigue asi inspirado.. ya me contaras tu musa

VALENTIN dijo...

Isa: ufff, de veras?

VALENTIN dijo...

Cierto N3is: un abrazo!

VALENTIN dijo...

mmmm: Raquel, esa musa mantiene muchos años vigente mi inspiración y en los momentos extremos suele aparecer cuando la circunstancia lo amerita...!
Y es cierto, la vida es un boomerang, es una pena que muchos se resistan a creer esto.
Un abrazo con mucho cariño :)