viernes, 25 de marzo de 2011

Esos pequeños "angelitos" ...



Justo cuando creíamos que todos los niños del mundo eran “tiernos angelitos” nos hemos dado cuenta de lo contrario con las diferentes acciones de comportamiento, escándalos, crímenes y delincuencia que a temprana edad ostentan los mismos. El índice de maldad en cada persona es como un recipiente que va acumulando desde la infancia un individuo y cuando la circunstancia le proporciona el ambiente propicio para dar rienda sueltas a sus maldades, comienza el desarrollo de ese efecto dominó irreversible. A veces todo comienza con una simple travesura que sin corrección disciplinaria de adultos y padres, terminan siendo un fastidio para la sociedad y para quien debe convivir con este tipo de gente.

Hace algunas semanas, viví en carne propia la indisciplina de una niña de apenas 2 años de edad, una “tierna bebe” que nos hizo la vida imposible a todo el equipo de grabación en la residencia donde fuimos hacer nuestro trabajo cotidiano. Ya una semana antes, habíamos asistido a la locación para desarrollar toda la logística, el montaje y por supuesto, conocer un poco más a la entrevistada, una señora de algunos 40 años quien vivía con dos de sus nietos en casa. A los 10 minutos de estar coordinando todo con la “protagonista” de nuestro trabajo audiovisual, la niña comenzó a llorar aumentando gradualmente el tono de su llanto, resistiéndose estar con su nana hasta llegar a los brazos de su abuela. La niña nos miraba como si nos dijera con los ojos, fuera de mi casa. Cuando sintió que había logrado toda la atención deseada, se escabulló de los brazos de su pariente y se sentó en el mueble entre medio de uno y otro, tratando de interrumpir todo y así fue, porque tras romper algunas cosas en la sala adrede, no nos quedó de otra opción que marcharnos antes de tiempo.

El niño de mi vecina tenía la costumbre de entrar a mi casa y ponerle la mano a todo lo que encontraba sin permiso alguno; yo por mi parte, le decía que eso no se hacía y que antes de tocar cualquier cosa, debía pedir permiso. Cuando entraba a mi casa, me miraba buscando aprobación para seguir haciendo de las suyas y opté por comprarle un juguete de su preferencia para que se deleitara con este sin necesidad de ver mis cosas como suyas. La pasada semana, entró a la casa con su madre y comenzó a tocar todo, con una habilidad sorprendente para un niño de un año y medio, lo hacía como si supiera que estando su madre, yo no le reprocharía nada, cosa que no fue así. Su madre al escucharme, atinó a decir: “En mi casa el niño ha roto todo lo que encuentra, ya he decidido no comprar nada hasta que el crezca y deje de hacerlo” … Al cabo de algunos minutos, ella se marchó dejando al pequeño saltando por el piso, oportunidad que el aprovechó para orinarse en medio de la sala, mirándome de una forma provocadora, juraría que era su venganza por corregirlo por su mal comportamiento dentro de mi casa, supuse que esta acción era el instinto de canino, marcar su territorio.

En mi ámbito laboral hace pocos años le llamé la atención a la niña de un superior porque cuando iba al trabajo con su pariente, aprovechaba cualquier oportunidad para sentarse en mi escritorio e invadir mi espacio, mi computador, momento que aprovechaba para hacer todo tipo de cambio radical a sus muñecas y demás personajes infantiles. Cuando con toda la calma posible y amor le expresaba que debía continuar mi trabajo, armaba tremendo berrinche hasta ver llegar a su padre como si buscara la manera de seguir haciendo de las suyas. La historia era muy constante y probablemente hubiera terminado poniendo una clave o un protector de pantalla para que la misma no accediera a mi computador. Cuando hice esto, la misma un día, buscó un objeto cortante y rayó la pantalla plana del monitor, meses después, al regresar de sus vacaciones, fue un sábado a la oficina y trajo todas las calcomanías y sticker posibles de Hanna Montana y me decoró toda el área de mi ámbito de trabajo, cuando llegué el lunes a mi trabajo, casi me da un infarto miocardio al ver esta osadía.

Qué les pasa a los niños de esta generación? Qué les pasa a algunos padres de este siglo? Desde cuando la disciplina y los buenos valores se negocian? Dónde rayos está el sentido común para ver cuando un pequeño está interfiriendo en los asuntos de adultos? Si no nos preocupamos por forjar mejores individuos bajo el cimiento del respeto, disciplina y valores humanos, viviremos en un mundo despiadado donde al parecer, los niños tienen el control de sus padres por medio de la manipulación …

9 comentarios:

Karol_a dijo...

Hola Valentín, me alegro de tener un rato para venir, perdona mi ausencia.
Así s, tal ual lo relats, muy de acuerdo, y me tocó vivir todo eso, y creo que lo pasa, que pasamos de lo que pasa, porque e realidad, estos cambios no sabemos porque´pasan, la dejadez y la indlencia, el ejr pasar, cuando no se debe, trae consecuncias, pero de todos modos creo que no solo se trata de eso, sino de los tiempos, laseras son cada vez masacerbas para todo, tanto progreso peo en cambio en los valores, es un retroceso y aún así, todos fuimos niños y a la edad corta de la nuiñez, somos crueles porque no ditinguimos los conceptos y peor aún si no los enseñamos.
Un placer leerte. Un beso.

Loren dijo...

Por desgracia la educación y el respeto que los niños han demostrado siempre en España ultimamente se esta perdiendo, o mejor dicho, se ha perdido.
Supongo que es el resultado de tener un Gobierno bananero que ignora la educación y una sociedad que solo sabe mirarse el ombligo.

Hace mucho que no te veo por mi Blog, espero que puedas pasarte, me da mucha alegria verte de vez en cuando.

Carmen dijo...

PRINCIPE

BENDICIONESSSSSSSSSS

Jax dijo...

Estalle en risa cuando lei lo de tu vecinito orinandose en tu sala,,LOL,,ojala y no hayas tenido alfombra,,jejeje...

A mi me criaron a nivel de regimen militar, cuando no me gustaba la comida mi mama me decia: USTED SE COME LO QUE HAYA! y no me podia parar de la mesa...si estaba lloviendo,,AGARRA TU SOMBRILLA Y VETE,,si tenia gripe o fiebre: TOMATE ESTA PASTILLA Y VAYASE A SU COLEGIO,,a mis sobrinitos hoy en dia les hacen la comida de su eleccion, si esta nublado capaz que no los mandan al colegio ( y los llevan en carro, yo me las fueteaba a pies ) y si les duele una pestana, NO van al colegio,,,No entiendo que ha pasado en este siglo con la educacion...

Keseyoke dijo...

mi tecnica para carajitos ultrajodones (conste q m gustan los niños q ejercen plenamente la magia d esa etapa) es crearles una repulsion hacia mi persona mediante (furtivamente) proporcionarles sus 5 minutos, no precisamente d fama, sino emulando el movimiento circular d los dedos indice y pulgar similar a cuando se le da 5 minutos a la lavadora......

por un pellizquito no se va a morir, y si puedo correr riesgo d q su blanca tez delate mi mecanismo corrector (porke esos muchachos lo q tan es falta d correa, escribanlo) pues uso un leve toqueteo de mi dedo mayor encogido lo q se convierte en un resonante cocotazo, asi para verselo tednria q afeitarle la cabeza........

creanme, no soy verdugo infantil, pero como ya expuso Valentin magistralmente hay chiquillos q tienen malas costumbres y malos padres, pues entonces tambien tendran malos recuerdos mios y cuando m vean dejaran el claro......aunque stas tecnicas pueden llevar a un problemon con los apoyadores progenitores, por eso no recomiendo q lo hagan asi, hay q tener dotes histrionicos para simular q el/la jodoncit@ se inflingio un yaguazo por tanto menearse.......

la culpa d este mega-comentario la tiene Valentin por haber hecho referencia a este escabroso tema....y por poner en la caja d comentarios: ¨No te quedes callado ... Y tú, que opinas?¨............bueno pues eso yo opino, gracias, y si su carajit@ jode mucho, no lo deje cerca d mi, es mas, el mismo encontrara la forma d alejarse por su bien

saqysay dijo...

¡Hola!
Es un gusto volver a leerte nuevamente.
"Pequeños Demonios" Oí decir, cuando se refieren a los niños. Padres ausentes, queriendo complacer todos sus caprichos. Según ellos es la forma de ENSEÑAR disciplina.

No le inculcan respeto alguno, gritan en vez, de hablar. Interrumpen conversaciones, donde creen saber todo, les importa un carajo ceder el asiento a un anciano en la locomoción colectiva. Ni hablar si saludan al chófer, menos dar gracias.

Sin duda son otro tiempos, en donde faltar el respeto a las personas, es algo tan "Normal" como bañarse todo los días. No justifico que se debe a que la mujer trabaje, al contrario. Ella es la madre y tiene el deber corregir, cuando sea necesario.

Yo también acompañaba a mi tía al trabajo(nana). Ella me decía que no debía andar por la casa, por el simple hecho que no era de mi propiedad, debía saludar y responder cuando se me preguntaba algo. Recuerdo que llevaba revistas de historietas y lapices para colorear. Pasaba horas haciendo eso. Jamás recuerdo haber visitado lugar de la casa, que no fuera la cocina y el baño(por una razón de necesidad). Así como también recuerdo , cuando ingresé por primera vez, a la casa de los patrones de mi tía. Una casa gigante. Morí de susto, cuando sonaba por el viento.

Saludos, que estés bien Valentín!

clau clau dijo...

HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAA VALENTIN!!! PASE POR AQUI A LEER TUS ESCRITOS, JEJE TENGO QUE PONERME AL DIA, AUN ME FALTAN MUCHOS MAS POR LEER.

:D UN ENORME ABRAZO Y UN BESO!

:D

tnf25 dijo...

Ok, ahora entiendo lo de que te acordaste de mi, ahora que por lo que veo a mi me toca la suerte de que me llegan los que si son “angelitos”, bueno digo yo…un abrazo hermano y recuérdales a los padres o abuelos que al que no educan en su casa lo educan en la calle….

Marta dijo...

Mi niño
bufff, muy a mi pesar,totalmente de acuerdo contigo.
Hay niños que yo diria que son repulsivos.Pero toda la culpa es de los padres que no saben marcar unos limites.
Y como tu muy bien dices, solo se trata de tener sentido común.Enseñar lo que esta bien y lo que no, tener unos valores.
Pero parece que esto esta demode....para ser unos papas modernos, hay que dejar que los hijos hagan lo que les de la gana, en nombre de una libertad mal entendida, estan criando monstruos.
Y yo como tu, no me corto ni un pelo si tengo que dar una reprimenda al mocoso que se lo merece.
Si sus padre lo quieren así, yo no tengo por que sufrirlo.

Mils de petonets, sempre
Abrazo calido