sábado, 27 de octubre de 2007

Un alto a la violencia...ya no más, por favor!


















Leía el editorial de uno de los diarios de popularidad de la ciudad. En este, hacían hincapié en el exceso de violencia en que está envuelta la sociedad dominicana y el giro que debemos darle al país.

Cerré los ojos y me olvidé de la migraña temporal que afectaba mi capacidad de pensar, de irritarme o de estar en calma. Cómo no hacerlo si bien recuerdo que nuestra sociedad está cada vez más y más en decadencia. O es que no recordamos el jodido código de ley que por lo entendido, legisla a favor de los delincuentes.

A veces creo que con las decisiones que toman en los diferentes poderes e instituciones con potestad, lo hacen a sabiendas de que en el fondo, aun piensan que somos “indios”...Yo creo que si. La vida de personas serias y trabajadoras, se queda en el olvido cuando las razones no son totalmente “conocidas” y si se comprueba que fue un delincuente, ahí sale la “Organización de los Derechos Humanos de mierda a defender a ese mal hechor, a ese desalmado que mató a una persona, a lo mejor no estamos hablando de personas, quizás para ellos, fue una manzana que tumbó de un árbol….hay que colmarse de mucha paciencia para no incomodarse al extremo.

Apoyo a los colegas que han hecho caminatas en contra de la violencia y constantemente están bombardeando en promociones la seguridad nacional, la tuya, la mía, la de los tuyos…no es fácil que alguien te atraque llegando a tu casa después de estar mas de 8 horas fuera, por que la sombra de la noche sea el blanco de atropellarte y hasta matarte.

Cada vez que nos reunimos en familia, es un tema de conversación, no hay que andar con la violencia en la calle, pero si a la defensiva….cuando pasa algo, nadie vé nada, aun siendo en plena calle y al medio día, ni siquiera la vecina pendenciera, es como una película de suspenso en una estación de tren en la madrugada, en el inframundo.

Lo cierto es que cuando los ignorantes que se reúnen a delegar a favor de todos los dominicanos por nuestra “supuesta” seguridad ciudadana, los cementerios estarán cada vez más abarrotados de tumbas que claman justicia y han derramado sangre inocente en el pavimento.

No hay comentarios: