lunes, 12 de noviembre de 2007

SAN JOSE DE OCOA...Que Verguenza!!!


Leía la pasada semana una nota publicada por mi amiga Lady Reyes en uno de los periódicos de circulación diaria. Ella se refería a lo solidario que somos los dominicanos y a lo rápido que nos levantamos de las situaciones desastrosas. Es cierto, Lady tiene toda la razón. Los dominicanos somos super solidarios, pero igual somos egoístas. Donaciones han llegado al país por demás, pero lo cierto es que estas ayudas, son a veces manejadas por personas que no conocen la vocación de buen servicio y mucho menos saber dividir de manera equitativa lo poco o mucho que llega.

Me refiero y lo hago con toda una pincelada de color NEGRO, para el pueblo de San José de Ocoa, que por querer acaparar todo para un grupito, los verdaderos necesitados muchas veces pasan precariedades. Me comentaba una persona muy allegada que en Rancho Arriba, hay personas que se abastecieron tanto de las donaciones que llegaron luego de la tormenta Noel, que podrían poner un colmado o un almacén; mientras que otros (y necesitados extremos) no habían recibido ni un solo trozo de pan.

Vergüenza debe darle a los mediocres que hacen esta barbaridad… con esto, no hacen más que empañar la buena labor de los que con su buena fé, contribuyen al fortalecimiento del equilibrio de todos los afectados y de nuestra nación.

Por desgracia, los ocoeños están muy lejos de conocer la empatía y demostrar solidaridad ante casos como estos y dejan aflorar su veneno y NO es una casualidad, que Ocoa, no haya alcanzado un mayor desarrollo como provincia, por el comportamiento indebido de la mayoría de sus líderes. QUE PENA!!!

1 comentario:

Julio H Mella dijo...

Hola valentin Rancho Arriba no es el unico lugar que pasa esto, en ocoa y en sabana larga pasa lo mismo, pasa que los ocoeños siempre an querido pisotear a los ranchoarribences la ayuda por tierra llego por rancho arriba y donde quiera hay gente oportunista y llevan comentarios venenosos que estancan el progreso de las comunidades, estube en rancho arriba y hay tanta devastacion y nececidad como en ocoa