jueves, 6 de diciembre de 2007

Y LOS NIÑOS QUE?




Aveces nos enojamos con las cosas exteriores que no es de nuestra incumbencia, pero tenemos que soportar. Hace varias semanas me encontraba en el supermercado y presencié la siguiente odisea. Una madre golpeaba a su pequeño sin piedad al este reclamarle que tenía hambre y estaba cansado.

No se conformó con darle varias cachetadas en el rostro al pequeñito, le tiraba del pelo, halaba sus orejitas y le decía insultos. Vaya madre!...siempre he dicho que muchas mujeres nisiquiera debería dársele el don divino de ser madres, deberían ser estériles como desierto.

Me apenó mucho ver llorar a ese pequeño con no más de seis años. Cuando los pequeños lloran; buscan el refugio y consuelo de sus padres. Este no lo buscaría en los brazos de ella. No quisiera ser exagerado al juzgar a nadie pero, hay lugares en donde no se puede llevar a los niños. Es una tortura irte de compras con un adulto inseguro y disparatoso y con las mujeres que quieren por lo general comprar de todo o al menos mirar, ahora imagínense a un inocente varias horas de allá para acá en un centro comercial.

Los niños no siempre se sienten cómodos en los ambientes de adultos, suelen expresar sus emociones y otros callar por temor a la represaría de sus tutores. Los pequeños son felices jugando, estar con otros de su edad, compartir tareas con sus padres y jugar. Dejemos que estos, vivan su etapa lo mejor posible. La niñez, es sin lugar a dudas la mejor parte de la vida de cada persona.

Es una lastima que muchos no hayan tenido una infancia radiante. La adultez es complicada, compleja y cada día tiene sus altas, bajas y dificultades. Si pudiera retroceder el tiempo, de seguro me gustaría volver a ser niño de nuevo, no tienes que preocuparte de nada.

Y vuelvo a decir: si quieres como padre que tus hijos te quieran, te adoren y te vean como ejemplo a seguir, trátalo bien, dale su espacio, deja que este en su momento dado decida también que desea hacer ( y si es rebelde, trata de comprenderlo) …el hecho de que tengas hijos, no significa que debas maltratarlo, humillarlo y hacerlo derramar lagrimitas de sus ojos, eso no es justo.!



foto: mis sobrinos, Pam & Carlos Miguel.-

1 comentario:

Pensando en dijo...

Creo que la actitud de esa madre fue muy drastica e incorrecta, el maltrato no es la solución para que un niño adopte una conducta deseada. Ella debia satisfacer las necesidades de su hijo, que en ese momento se encontraba hambriento.

Por otra parte lo que dices de que los niños no pueden ir a supermercados entre otras cosas. En esto no estoy de acuerdo con vos. Hay momentos circustanciales que obligan a que el niño deba acompañarte a un supermercado o tienda. El niño puede aprender a comportarse correctamente en estos lugares. El adulto claro esta debe tomar espacio para que el niño coma, tome algun liquido, vaya al baño y hacer que ese momento en vez de ser fastidioso sea divertido. Recuerdo que desde pequeña mi madre me llevaba a todos sitios y yo me portaba bien pues ella hacia que fuera divertido. A mi me encantaba ir al super mercado y sobre todo que me pusieran en la sentadilla de los carritos. (jejeje) Aunque hay lugares que el niño es mejor que se quede en casa por etiqueta por educación, tacto etc Ej a bodas, ambientes de trabajo delicado, reuniones importantes etc. Tampoco estoy de acuerdo en que los niños sean parte de las conversaciones de los adultos, pienso que lo correcto es que los niños tengan su propio espacio.

Besos y abrazos