jueves, 24 de enero de 2008

Tu Cuerpo, Tu Santuario!!!


Todos queremos estar en forma, esbeltos, con cuadritos abdominales…que nadie nos diga que estamos pasados de peso (cierto?...y esto se aplica más a las mujeres; es un pecado capital decirles que están gordas, eso nunca debe decírseles)

Muchas personas se dejan llevar por la publicidad poco efectiva de las pastillas adelgazantes, de las dietas estúpidas, pasa hambre y disparatosas que al final manda a muchas chicas al hospital o desequilibra totalmente su metabolismo.




Cuál es la prisa del pasado siglo y la de este que no podemos regalarnos media hora diaria para ejercitarnos y rendir un poquito de culto al templo de nuestro cuerpo?
Ah!... ya se!... dejé de pensar por un momento objetivamente y pensé en las cirugías que se someten las mujeres (al menos las adineradas o las que duran 5 años ahorrando para luego sacarse la grasa de su barriga, trasero y caderas…)

Y no voy a atacar a las féminas, ya muchos hombres recurren diariamente al quirófano para estar a la moda o pertenecer al patrón fit. (No critico a quien lo haga)… si critico a las personas desconsideradas que andan echándole la culpa a los restaurantes y establecimientos de comida rápida, a la cantidad de calorías que tienen ciertos productos o problemas con la glándula tiroides … por favor…

Si no controlas tus impulsos y deseos, ellos terminan consumiéndote a largo o mediano plazo; si comes como loco (a) (para no decir como un cerdo) y haces únicamente el ejercicio de llevarte el tenedor a la boca y luego abofarte de cerveza, como diablos vas a estar en forma?

Medita un solo instante: mi cuerpo es mi templo o santuario, y como está ese templo?

2 comentarios:

Pensando en dijo...

Es verdad todo lo que dices, el autocontrol es lo mas importante pero hay personas que presentan verdadero problemas, enfermedades alimenticias. Por otra parte en algunos paises algunas empresas promotoras de alimentos, han hecho de la comida rápida una cultura y eso significa mucha, de hecho se han tenido que imponer hasta con la ley para poder controlarlo.

Anónimo dijo...

Es cierto, hace tres meses di un primer paso, que fue entrar al gimnasio y ya empiezo a ver los cambios pero no puedo dejar ese vicio de la cerveza y de consumir comida que no me ayuda =S pero lo primero me ha motivado... espero poder lograrlo