jueves, 24 de enero de 2008

De quién nos enamoramos?

Sin explicación aparentemente notoria, nos enamoramos y a veces terminamos con tantas interrogantes que en principio parecen no tener respuestas convincentes. Enamorarse es un espejismo, nos dejamos envolver por características de entrada que nos parecen agradable en otra persona.

Aquí entra el juego romántico y el cortejo en donde parece encantarnos todo. Nos enamoramos de alguien al azar o tenemos internamente prototipos de personas y actitudes y las buscamos inconcientemente?... a veces si, otras no… en lo personal, para enamorarme, tengo que encontrar transparencia en esa persona sin tener que romperme en cuatro la cabeza para descifrar con quien voy o iré a establecer una relación.

Luego se suman otros detalles que nos atrapan sin querer; la sonrisa, la química de fase inicial como las miradas, el delicado tacto de que todo sea perfecto y la tolerancia aun en las esperas de horas con justificaciones poco convincente de nuestra parte en una cita.
Cuando ya hay un acercamiento o enamoramiento, paso a la etapa de observación (casi nadie lo hace, pero yo presto atención a los pequeños detalles, ahí está el Q’ del asunto)… para mi es fundamental que de quien me enamore, coma despacio, una de las peores cosas que puede tener una persona (en cuanto a comportamiento) … las personas que a conciencia comen rápidamente, por lo general encierran una ansiedad difícil de controlar.

Ojo: algunos expertos de la conducta, afirman que las personas que comen rápido, por lo general asimismo hacen el amor, con prisa aunque tengan tiempo suficiente.

Cuando una persona nos atrae, intuimos que con ella podríamos compenetrarnos y sentirnos bien en su compañía. Pero muchas veces nos equivocamos, esta intuición falla.

En cada persona el enamoramiento surge por causas diferentes y específicas. Vemos en esa persona a un ser encantador que nos cautiva por una serie de cualidades que nos gustan y nos atraen, su manera de ser, comportarse, moverse, belleza, inteligencia, etc. Incluso a veces no encontramos una causa objetiva y concreta que justifique los sentimientos que experimentamos.

Cuando la persona enamorada es correspondida, siente un deseo irresistible de estar con la otra persona, de conocerla y de ahondar en su vida. Pero cuando esto no es así y el enamorado (a) no es correspondido (a), experimenta un sentimiento de tristeza y frustración que tendrá que ir superando para salir de este estado.
El enamoramiento desde siempre ha sido un tema inquietante para la humanidad, no en vano filósofos y científicos han pretendido encontrar una explicación a ese sentimiento. En la cultura oriental por ejemplo, el enamoramiento fue representado por cupido, como un adolescente de extraordinaria e irresistible belleza, de apariencia inocente, carente de malicia; a la vez irreverente, dado al hedonismo y por lo mismo irresponsable e inconsciente.

Sigmund Freud o Shakespeare no son los únicos que trataron de entender lo que ocurre dentro de la caja toráxica y de nuestros sentimientos; cada persona expresa sus sentimientos diferente; enamorarse es algo complejo, no importa si elegimos a la persona adecuada; a todos nos gusta dejarnos envolver por esa sensación indescriptible..o no?

No hay comentarios: