viernes, 25 de enero de 2008

Verdades a medias!

Anoche, mientras conversaba con mi amigo Mexicano Alan, me cercioré de algo que aveces no tomamos en cuenta, estoy hablando de las verdades que aveces no se pueden o deben decirse. Digo esto, porque hay personas que creen tener la potestad de andar pregonando sus verdades sin importar que las mismas hieran a otras personas.

"Las mexicanas son bigotonas" esta frase, catapultó al descrédito y popularidad en México al artista Italiano Tiziano Ferro. El pasado año se armó un lío y no precisamente de ropa por su comentario. Los europeos le dieron una mejor connotación y entendieron que a las mujeres mejicanas se les estaba diciendo feas. Algunos salieron en defensa del artista y aseguraron en algunos países que es cierto; y que esta verdad no tenía por qué causar tanto revuelo, pues era cierto que México contaba con el mayor número de personas feas (con personas chaparras, cara achatada y que los actores y actrices que salen en la televisión, son escogidos entre miles)…(abro el paréntesis para dejar claro que esto no lo corroborro yo)

En todos los países del mundo hay personas diferentes, quizás creemos que los americanos y europeos se lleven todos los créditos con su belleza de ojos verdes, azules, rubias cabelleras y piel blanca; hay extremos en todos los lugares y circunstancias del mundo; pero por desgracia, la balanza se inclina más de un lado a otro.


Démosle un vistazo a los diferentes significados de lo que es en sí la verdad:

El concepto de verdad tiene diversos significados: en lógica se opone a contradicción, en epistemología se opone a error, en ontología se opone a falsedad y en ética se opone a mentira. En la filosofía clásica la verdad coincide con aquello que realmente es, coincide con la verdad de una cosa. Siempre que se habla de verdad se habla de un sujeto capaz de conocer y de algo que puede ser objeto de conocimiento.

Afirmar que las cosas son verdaderas viene a ser lo mismo que decir que son cognoscibles y Einstein se maravilló por ello afirmando que la inteligibilidad del mundo constituye algo ininteligible, es decir, que es fantástico que la realidad esté organizada de tal manera que la podamos conocer cada vez mejor.

Si la verdad nos hace libre, creo que muchos logran condenarse al decirlas; la verdad no es absoluta, pero tampoco tiene por qué existir verdades a medias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

...please where can I buy a unicorn?