sábado, 9 de febrero de 2008

Orden Divino !!!


Tener un mal día y darse por vencido no es la solución ante las adversidades con un jefe, en nuestro entorno de trabajo, en la calle, en nuestro hogar o con nuestra relación amorosa. Cada día trae su propio afán y aveces creemos que en uno solo, se nos juntaron los de la semana completa.

A mi me pasa con frecuencia; contar hasta diez no siempre funciona. Cuando el eje central de la función que realizas no marcha a la perfección o está averiado, ha de saberserse que los resultados esperados, no son garantizados y todo terminará patas arriba.

Se entiende que la competitividad laboral del siglo XXI amerita trabajar bajo presión,pero una cosa es trabajar bajo presión y otra "con presión" ... como cuando un superior te da un ultimatun: Si no haces tal cosa en tal tiempo, habrá problemas.

No pasa nada más en el trabajo, nos estresamos por las cosas que desequilibran nuestra vida al punto tal que nos desconciertan y en nuestro cerebro, las neuronas se entaponan formando una hilera agobiante. Ahora bien, si quieres salir victorioso (a) ante una situación de estres en un día cotidiano, presta atención a las recomendaciones que te daré para que no te llenes de "Energía Negativa"

Un buen día comienza con un levantarse temprano ( y si cabe la frase del que madruga Dios le ayuda, créelo) ... cuando te levantas temprano, te alcanza el día para organizarte mejor. Si eres de los o las que desayunan antes de salir de casa, puedes hacerlo sin esa prisa o salir comiéndote una fruta mientras avanzas a tu faena o te conduces al carro o mejor dicho, si tienes que llevar los niños al colegio.

Si le agragas a tu día una pizca de ejercicios matutinos, estarás despejado y habrás canalizado tu tormento de la noche anterior con el calentamiento corporal (el tormento de la noche anterior? ah... me refería a la parte en que las mujeres siempre le duele la cabeza a la hora en que quieres tener sexo, no puede dolerles otra cosa?)

Cero discusiones antes de llegar al trabajo o incomodarte con el tránsito ( no les he dicho montón de veces que no es fácil, ya lo sé, pero hay que ser positivos, caramba, déja de quejarte y sigue leyendo)

Saluda a todos tus compañeros en el trabajo y realiza primero las cosas pendientes del día anterior antes de irte a pasillar. Si tienes un jefe o jefa descontrolado; no dejes que te manipule sentimentalmente; jamás, lee bien: jamás te rias de sus chistes o aplaudas sus osadías, porque cuando llegan cruzados o histericos al trabajo, te hacen sentir tal cual están. Lo más importante es tu tranquilidad emocional. El año pasado usé un arma efectiva de ignorar a mi jefa cuando teníamos que compartir viajes en aviones o asientos cercanos; usaba mi mp3 y marcaba mi territorio en donde le decía sutilmente: "No invadas mi espacio ni lo perturbes"

No dejes acumular tensión ni palabras que deseas expresar; si algo te incomoda de una persona sin importar su rango, expresalo con palabras precisas en un lenguaje llano, con respeto y en el momento oportuno. Esto se aplica para tu pareja tambien.

Deja siempre los problemas en casa y no lo involucres en tu ambiente laboral si no es necesario. Ten siempre en tu pc o computador, tu música favorita para que te deleites escuchándola cuando te sientas muy tenso.

Orden divino significa para mí, dejar descansar tus problemas en manos del creador y orar cuando sientas que tu paz y fé tambalean. Trata de tener esa comunicación con tu Dios y pídele por que en tu faena diaria haya orden divino, como suelo decirle a mis amigos en tiempos de turbulencia. Orden Divino para tí que acabas de leerme.

1 comentario:

Pensando en dijo...

Muy buenos consejos, siempre los tomo en cuenta. El que mas dificil me resulta es el de madrugar.

Besos