jueves, 10 de julio de 2008

Fé II


Cuando mi compañera de trabajo Ana se fué de la empresa en la cual laboro, me invadió una nostalgia y un sentimiento extraño durante semanas. Con Ana aprendí mi gran lección de vida: La Fé. Ella es el tipo de personas que mantienen su postura y su creencia sin importar los cambios que pueda darte la vida. Habian momentos en que la tensión laboral y la presión de nuestra jefa ponían patas arriba la oficina; ella se mantenía equilibrada, como si nada alterara su paz, sin llegar a ser de hielo o lejos de los sentimientos que incluyen acción - reacción. Habían otras ocasiones que mientras algunos pensaban que ella "murmuraba en voz baja", yo la obserbava bien y sabía que de sus labios salían plegarias llenas de oración.

Duré más de un año contemplando la postura de la pacifista Ana; ella solía aveces descubrir con su tierna mirada cuando no estaba bien y darme el consejo más sensato o esa frase que te llegaba al corazón, como si Dios pusiera las palabras precisas en sus labios para ti. Dos semanas antes de Ana irse de nuestra empresa tuve un sueño en donde ella se despedía de nosotros, así mismo pasó, tal cual lo soñé. La pasada semana, mientras conversaba con ella por teléfono, aproveché la ocasión para darle las gracias por fomentar mi fé. Ella me contestó que nunca hizo nada para que yo me quedara con esa impresión, le hice ver que nada en la vida ocurre al azar. Hay personas que sin verlas físicamente dejan huellas en tí, personas que puedes amar, personas que te ponen vulnerable. Es ahí cuando entra en acción la fé; creer en eso que no puedes ver ni tocar, y no estoy hablando de utopías, de imposibles, estoy hablando de personas que Dios pone en tu camino para que te aporten algo positivo, para que abras tus ojos, para que sueñes y persigas un sueño, para que lo veas convertirse en realidad.

Creer es el principio de todo!. Piensa lo bueno y se te otorgará. De hecho en el mundo no nos suceden milagros infinitos porque nos rehusamos a creer, porque no quitamos delante de nuestros ojos esa pared que hemos creado con negatividad, con quejas y acomodándonos a la vida, sin hacer nada por cambiar lo que está a nuestro alrededor, sin escuchar las veces que el todo-poderoso toca a nuestra puerta para que entiendas que debes hacer, como debes obrar o que camino tomar. La fé mueve montañas, por la fé algunos vivimos días extras ajenos, noches sin estrellas y sueños que esperamos ver tras el paso de unos días que corren lentos como el hilo delgado de miel que se desliza por un frasco hasta llegar a nuestras manos. Que pasa cuando somos escépticos totalmente? Qué pasa cuando dejamos de creer en nuestros ideales? ... La fé se cultiva a diario como el cariño, como el afecto, como un arbol que plantas, hasta verlo bien arraigado, fuerte, con gran follaje, así mismo es la fé, una vez la has cultivado dentro de tí sin quebrantarla, puedes ver y recibir grandes cosas en tu vida, cosas que están más allá de lo material.


***************************************
Al final pienso que es momento oportuno para dar gracias por la etapa que atravieso en mi vida.
Por entender que puedo aprender y quedarme con lo mejor por siempre de alguien más joven que yo!
Saber que las personas extraordinarias y especiales son las que marcan tu vida y se roban tu corazón.
Después de la tormenta viene la calma.
Nunca es más oscuro que cuando va amanecer!
Todo pasa por un mandato divino!
En las pruebas de vida, es cuando más necesitamos tener fé!
Las personas que albergan fé en su corazón son pacifistas, sensibles, empaticos y muy humanos!
Orar ayuda a mantener y acrecentar la fé perdida o la que en ocasiones tambalea en nuestras manos!
Para tener fé, no tienes necesariamente que ser religioso, visitar un templo o ir a misa!
... Dios pone a pruebas a sus hijos amados!
En definitiva, ... sin fé somos nada!


5 comentarios:

Birrilly dijo...

Solo te tengo un comentario para este post mi pana..........La FE se ejerce en tiempo presente

Joel Osteen

EXITOS.

El Aletz dijo...

Tienes premio en mi blog!!
Bueno, ooootro premio a tu laaarga listaaa jejeje

Massy dijo...

Si te digo que este ha sido el post que mas me ha gustado de todos.......hablaste con el corazon Valen. Dios te inspiro a dar un mensaje, el cual lo has testimoniado con tu propia vida...


Uno como creyente siempre necesita empujones para no dejar caer esa fe..que de alguna manera adquirimos sea por nuestros padres, la escuela, o por convincion propia... necesitamos ese que nos recuerde que Diosito (Chuito como le digo) si esta ahi, en nuestro corazon, mas cerca de lo que pensamos....

un beso grande mi Valen!!

martona dijo...

MI VALENTÍN
Mi fe: aún creo en la bondad de las personas.

petons, sempre per tu.
caricias para tu alma.

Kary dijo...

hola.. amo la fe, porque es la que le da sentido a mi vida.. y no creo que sea ciega, tu bien has recordado el versículo de hebreos que nos afirma que la fe es la CERTEZA de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.. así que así vivo.. :)
me gustó tu blog, lo leeré de ahora en adelante.
Que Dios te bendiga mucho!!