miércoles, 12 de noviembre de 2008

El Asno y " YO" !!!

El lugar de moda abría sus puertas en las afueras de la ciudad; un menú de primera y la mejor vista que puedan imaginarse, el lugar preferido por las “celebridades dominicanas” algunos políticos y turistas. Quisimos tener la primicia de mostrar a los televidentes las benevolencias del lugar más “In” del momento, la copia fiel de uno de los lugares más nice en Miami, el mismo que cada fin de semana producía en ventas más de 25 mil dólares. Llegamos cerca de las 3 de la tarde; quería captar la magia del lugar cayendo el atardecer, dándole la bienvenida a la noche y probar su deliciosa carta gastronómica. Examiné cuidadosamente cada rincón del lugar descubriendo las impresionantes locaciones que te hacían sentir en Hawaii. Hicimos pruebas de ángulos, conocimos algunos gerenciales del lugar hasta esperar el momento ideal para atrapar la caída del sol fundiéndose con el mar y hacer dichas entrevistas entre 5:50 y 6:20 de la tarde. Ahí llegó nuestro invitado estelar, vestido de blanco, con cara de presunción y lentes baratos de surfear. Nos poníamos al tanto antes de la entrevista, su acento tenía etiqueta de argentino por lo que procedí a preguntarle de que parte de este país era; él me miró con cara de desagravio diciéndome: “Che, pero tú eres un asno, de verdad que eres un asno” … acaso no sabes que yo soy uruguayo, acaso no se me ve en la cara que no tengo ni un coñ- de ser argentino"? Mientras arrastraba todas las “consonantes “ s-h” antes de cada vocal. Mi compañera de trabajo me miró petrificada como si se armara la guerra de Troya, tenía dos salidas en el momento. Primero: recoger todo el equipo y marcharnos del lugar o no tomarme nada personal y no igualarme a uno de los niveles más bajos que puede tener un ser humano “Ser grosero (a). Mil disculpas señor por haber usado mi prejuicio y falsa intuición nacionalista y de fronteras, fueron mis palabras. Horas más tarde, uno de mis compañeros me explicaba que existía disyuntiva entre algunos países del cono sur.

Me esmeré en dirigir la filmación con una precisión cual Steven Spielberg, para que cada detalle saliera a la perfección desde la entrevista, tomas, planos de apoyo, filtros … todo. Al día siguiente estaba en la oficina de nuestro editor bien temprano tocando su puerta, quería usar la última tendencia y tecnología en edición con ese reportaje que saldría en la emisión de la siguiente semana, no importaba si tuviera que adquirir un nuevo programa de edición; quería sentarme ese domingo en casa como espectador a ver la magistral obra que en la pantalla chica denotara con mi acostumbrado trabajo, que estaba muy lejos de ser un “asno” … Creo que ni mi trabajo visual de tesis universitario me quedó tan “pulcro” como este reportaje. Cuando llegué el lunes a mi trabajo, mi jefa me miró sabiendo que con mi comportamiento le había dado “una bofetada sin mano” al grosero, minutos más tarde me expresaba que el cliente se había sentido súper encantado con el trabajo que habíamos realizado; y como siempre les digo, papá Dios castiga sin palo. Ahí estaba el uruguayo llamando a mi oficina toda la semana, precisamente cuando estaba fuera. Cada vez que entraba me daban los mensajes que dejaba para mí; ni siquiera me molesté en devolverle la llamada telefónica, entendía que no debía tener ningún vínculo con esta persona, tampoco me interesaba. Al día siguiente recibí una llamada a mi celular. “Buenos días” contesté, señor Valentín cómo estás? … Gracias a Dios Bien! Me alegro che, oye, estoy llamando para felicitarte y porque necesito que me facilites una copia del excelente reportaje que hicieras de nuestro establecimiento. Dijo el uruguayo. Justo en ese momento supe que el comportamiento no es constante ni universal entre los hombres, no pensaba alzar la bandera de “ego” patriótico de países en decadencia, simplemente entendí en 12 segundos que malgastaba mi tiempo escuchándole, dando la respuesta más certera: “Lo siento señor, un asno no hace ese tipo de trabajo”, colgando.

6 comentarios:

Aynek dijo...

hola valentin, como estas?

..hisiste bien! Creo que al señor le quedo claro en verdad quien era el asno.

que estes bien, besos
aynek

Keyla dijo...

jajajajaja! No sabes como me encanta verte ignorar a las personas groseras, creo que es ellado oscuro que mejor representas como villano, jajajaja! tambien cuando frunces el ceño o cuando dices: "no quiero"
Un abrazote querido amigo.
Muack!

Alex Parra dijo...

eso es diplomacia, pero es que ellos hablan casi igual arrastrando S-H como dices....pelotudo..jajaja

Anónimo dijo...

Hola Valen !

jajaajajaajajaja

Quien te quiere.......

PAOLA dijo...

qué puedo decir, felicitaciones por tratarle como se merece.
Besos

Mariángel dijo...

Así se hace carajo!!!! jejejejejjeje