miércoles, 20 de mayo de 2009

STOP !!!


Este año pude oler el cambio recién iniciaron los primeros días del año. Di la bienvenida al mismo, nadando en la misma dirección que el siglo nos impone para estar a la vanguardia: “Receptividad a los cambios”. Cuando regresé de vacaciones en enero, encontré mi mobiliario de oficina cambiado, me pareció bien la idea. Un mes después a una compañera se le ocurrió movilizar mis cosas, mi escritorio. Poco me importó. La tercera vez causó un revuelo en mi estantería de cassettes, archivo de programas grabados, dvd, cds de música, etc. mis herramientas esenciales de trabajo, me molestó un poco y le le sugerí no ponerle la mano a mis cosas o las movilizara de lugar sin mi permiso. Obvio no? … Ayer cuando llegué a mi ámbito de trabajo, mis cosas estaban “patas arriba” … (y no sólo las mías, la de mis otras compañeras de oficina también) Traté de no incomodarme y tras mirar todo el revuelo que tenía en mi escritorio y zonas aledañas, no pude soportar más, callar no era prudente.

Debo señalar que no soy desorganizado, entiendo que existen personas irrespetuosas y quieren poner orden en las cosas ajenas, mover tu entorno, decidir por ti y tus cosas como pelota de golf. Sentí una rabia tan grande de esas que me hacen hablar despacio casi mono-silábicamente, enrojecí un poco y “disfrazando con diplomacia” el insulto del día donde a mí atronada compañera le daría fiebre tifo o vitíligo en la piel siendo reiterativo y poniendo un stop a sus locuras. SI, locura porque tengo esa habilidad de descifrar cuando una persona trata de expresar sus fantasmas en los demás y en su entorno, en mi post anterior mencionaba las paradojas de la vida y de nuevo estaba presente ante un monumento, una digna obra de Botero queriendo poner orden en las cosas ajenas cuando en realidad el desorden lo tiene ella en su mente, en su vida desordenada, ven como reafirmo lo que acabo de mencionar?

Siempre sostengo: “Cuando callas otorgas” y cuando otorgas, dejas en verde el semáforo para que un insensato te manipule, decida por ti, se entrometa en tus cosas, te haga la vida imposible, te maltrate o juegue con tu vida a su antojo. Mi lema es siempre darle un plus a las personas ante algunos errores, más el día que pones un “STOP” a sus osadías ya dejas de estar en su circulo. Soy muy flexible, pero tampoco puedo permitir el abuso. Crecí en una familia donde la disciplina era un régimen innegociable, el respeto a las cosas de los demás era vital, cuando ibas a usar algo ajeno o prestado, debías notificarlo. Muchas personas NO conocen la palabra respeto, o por el contrario creen tener la potestad de irrumpir tu espacio para mandar en las cosas ajenas.

Dile NO a las personas abusadoras, atrevidas, osadas y que quieren manipular tu vida o entrometerse en ella. Ponle un stop, a su atrevimiento, y si poco le cuesta entender tus circunstancias, tus razones, al menos hazle entender que cerrar la boca ante una justificación mediocre, les da la oportunidad de no perder el poco crédito que les queda… tener un poco de vergüenza y dignidad implica hacer silencio en el momento oportuno.

6 comentarios:

Isabel dijo...

me ha encantado tu post, me siento muy identificada ya que sufro igual que tu en el trabajo. yo tamb me calle cuando no debi de hacerlo y ahora ... solo queda el distanciamiento.

un beso

Julio H. Mella dijo...

bueno cuando escuche la historia, aunque me gustan los cambios y la evolución, no me gusto para nada porque hay que pedir permiso donde trabajan mas personas, espero que esto le sirva de escarmiento a ella. pase buen día compadre

carmen dijo...

que si te pusiste rojo?????
jajajaja si no te hago el cuento del reloj cartier en el viaje de sxm

jajajajajajajja no te pones rojo, rojisiiimoo

cuidate TG

carmen dijo...

Hablando en serio a mi me paso eso mismo un dia que llegue a mi oficina, una companera habia movido todo de donde tenia mis cosas, al extremo que mis quejas llegaron a la jefa y ella misma le llamo la atencion diciendole que mi espacio se respetaba.

Billy dijo...

Hola

saqysay dijo...

Toda la razón, en lo que escribes. Hay quiénes se creen dueños absoluto de tus cosas, creen manejar tu vida a la perfección, olvidándose que los demás tienen vida propia, y deben vivirla, como deseen.

A mi también me educaron, con ciertas normas, incluyendo el respeto a los demás, evito traspasar esa barrera. Y cuando eso sucede, siempre consigo las cosas con un "por favor"... Puedo ocupar eso, o que te parece si cambiamos esto de lugar, siempre es bueno consultar.


Saludos!