jueves, 14 de mayo de 2009

"Vodka para el des-amor" ???


Llorar nunca había sido tan fácil! Me decía JB mientras juntos tomábamos un trago recién comenzando la noche de un domingo fastidioso. Si el cuchillo no es bien filoso, claro está! Le contesté tratando de hacerle reír con mi jocosidad. El hizo una mueca fingiendo un poco la nostalgia que le embargaba. Dicen que es más penoso contemplar un hombre llorar y aunque JB no derramaba lágrima alguna por sus negros ojos de lechuza, lo hacía con todo su corazón. De nuevo estaba presente el dilema 824, nombre que doy a una ruptura sentimental.

Mi amigo había recurrido a varias citas con chicas buscando quien pudiera suplantar el vacío de su anterior relación y sostenía con mucha seguridad al hablar, que buscaba alguien con las mismas características de su ex pareja. No era cuestión de estrategia o depurar candidatas para dejar de estar solo. Escuchaba sus argumentos y conocía bien la etapa que atravesaba en la que se niega olvidar las experiencias románticas compartidas con sello de meses tortuosos; disparateaba con mi trago de vodka, afuera los peatones caminaban muy bohemios con sandalias, de la mano, felices sin importar que la lluvia ligera de la tarde cayera sobre ellos. Estás pensando lo mismo que yo? Me preguntó recorriendo la calzada colonial que comenzaba a verse desde el interior oscuro. Que Fidel Castro murió hace tiempo o que el papa actual te da grima igual que a mi? Pregunté, procediendo a compartir la carcajada de las 7 de la noche. No tonto! Me refiero la felicidad que tiene la gente al andar en las calles. Salud!!! Dije alzando el azaroso vaso de cristal que llorisqueaba dejando escapar gotas por el transparente cristal, afirmando con la cabeza en respuesta a su pregunta.

Primero: el desamor no se combate con vodka, o fijar la especialidad de una persona en otro cuerpo, en otro rostro. Cada persona tiene su peculiaridad, su encanto. Si insistes quedarte en el círculo vicioso de una ex relación, harás sufrir las personas que lleguen a tu vida, le expresé. Cuando terminamos una relación amorosa, necesitamos un tiempo prudente para recuperarnos o es factible tocar otra puerta para que alguien nos invite pasar? … Oscar Wilde sostenía que "los corazones estaban diseñados para ser rotos", pero… esa ruptura nos convierte en estatuas de piedra con mirada fría e incrédula o nos hace invulnerable ante otra desventura amorosa? “JB” estaba en la negación del YO rotundamente. El des-amor le había rociado la conciencia a tal punto que los besos de recuerdos pasados le quemaban las neuronas encerrado en su laberinto, negándose abrir las puertas del optimismo y dejar escapar las caricias tóxicas rodando en otros brazos.

Las luces de la noche comenzaban a rehacer historias de “leyendas urbanas” deseando ser devoradas por alguna puta de falda corta y entrega fácil. Salí por la puerta con cornisa colonial agrietada bostezando, presagiando el tortuoso lunes, no tanto como los minutos eternos de JB quien alardeaba danzar bajo la lluvia con un cielo despejado, sin estrellas… escuchaba su lamento en tercera dimensión, el eco de sus palabras entraba en mi mente como un déja vú … la noche olía a salitre y yo volvía a enmudecer ... por el momento sólo podía caminar sin trovar los pies y sumar un tema al repertorio de inciertos...

3 comentarios:

Julio H. Mella dijo...

bueno compadre yo se de lo que usted escribió, pase por eso hace un tiempo y de verdad es muy difícil pero el tiempo cura las heridas, solo que no eh encontrado el reemplazo pero llegara si dios quiere, no igual que la anterior sino mejor.

abrazos compa usted siempre acertando con sus escritos

Paula Daiana dijo...

Valentín: la vida está repleta de dilemas 824... qué sería de nosotros sin el amor pero hay que tener en cuenta que amar tiene sus consecuencias... si bien cuesta pasar una disilusión amorosa o aceptar que una relación se terminó con el tiempo uno se da cuenta que el amor nos sigue esperando y que siempre hay otra posibilidad de amar, simplemente hay que dejarse sorprender!
Besoss
Pau

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

A muchos les gusta el Vodka, mas con jugo de naranja, para relajar la mente y tener remembranzas de amores pasados.

En verdad que hay que tomarse el tiempo para sanar el alma, de cualquier fracaso o ruptura, pero el ser humano siempre proyecta sus deseos en los demás y busca alguien que reemplace el amor eterno que cree que nunca morirá.

Al final se sale herido y herimos a otros, así que tomémonos un vodka, sigamos adelante y olvidemos el dolor que el pasado nos da en el presente.
Saludos