viernes, 18 de diciembre de 2009

Palabras de Honor ...



El sábado pasado recordé a mi padre como nunca mientras esperaba a “JC” para ir al cine y luego tomarnos unos tragos para terminar asumiendo cuan virgen seria la noche al finalinar la madrugada. 10 minutos antes de la hora acordada recibo su llamada donde me comunica que viene en camino a pesar del torrente aguacero que caía en la ciudad; observando la despiadada lluvia, remonté mi pensamiento a una escena de mi niñez que me dejó un gran aprendizaje para toda la vida: Mi padre tenía una reunión con un cliente – suplidor en el interior y justo ese mismo dia una tormenta entró al país. El comenzó a prepararse desde temprano para salir y llegar con tiempo a su compromiso; mi madre le decía que él no debía asistir dado que las condiciones climáticas no eran las más convenientes para salir fuera de casa. “A esta hora, sin importar las condiciones del tiempo, no puedo faltar a esta reunión, mi palabra está por encima de cualquier circunstancia” contestó, antes de salir de casa. Cuando el cliente llegó al lugar del encuentro, se sorprendió y le manifestó que fue al lugar asumiendo que sería imposible encontrarlo ahí, expresándole cuan impresionado estaba por la honorabilidad, respeto y responsabilidad a pesar del imprevisto surgido fuera del control de ambos donde atravesar mas de 30 kilómetros por una montaña con derrumbes era algo más que un desafío.

Hoy, parece algo normal el irrespeto y rompimiento de las palabras, de nuestra credibilidad envolviéndonos en mentiras y justificaciones mediocres, asquerosas y repugnantes que al final terminan condecorando nuestras actitudes con el destierro de la soledad o al final y muy doloroso: NADIE CREE NUESTRAS PALABRAS … Desde cuando adquirimos la potestad de irrespetar a los demás descaradamente jugando con sus emociones, sentimientos y personas, como si se creara un circulo a quien debemos destruir para darle rienda suelta a la amargura interna? De mi padre aprendí esa lección y las pocas veces que he intentado usar una justificación para no ser honesto, mi SENTIDO COMUN está por encima de cualquier decisión, donde al final pueda tener mi conciencia en paz y no dejarme arrastrar por las personas malvadas o anteponer el egoísmo que no te deja ser sincero; al final es cierto: NADIE PUEDE DAR NI OFRECER LO QUE NO TIENE.
(…)
15 minutos mas tarde, llegó “JC”, mojada, con su cabellera rizada y los pezones de su busto marcados ligeramente por encima de su escote y blusa negra … Cuando se quiere, se puede, cuando somos honestos No necesitamos forzarnos para dar explicaciones, el corazón habla por encima de las falsedades y no hay necesidad de mentir, sin usar mascaras o disfrazarnos …. Cuando la pulcritud de tu interior deja aflorar tu esencia y respetas a los demás, te posicionas en la escalera exitosa inmortalizada donde los demás te recuerdan cual persona fuiste y los mentirosos terminan muriendo dos veces, siendo sepultados en la despiadada tumba fría quedándose al descubierto, al desnudo y NADIE cree tus mentiras nunca más … y tu, como quieres ser recordado?



5 comentarios:

Ni εїз dijo...

hola!!!
ps yo por mi parte prefiero ser recordada por mi sineridad y no por mentiras... muy buena reflexion! tienes toda la razon... cada vez se van perdiendo mas las cosas realmente importantes como la sinceridad...
seamos sinceros con nosotros mismos, muy buen mensaje...
saludos!

Zabeton 2.0 dijo...

Quiero ser recordado como alguien que si cumplía su palabra. Por ahora no he tenido problemas con eso...donde digo que voy...voy.

Pero se que fallaré algún día...espero no herir tanto a quien le toque ese momento.

saludos

Adri dijo...

Me encanta tu simplicidad, tu espontaneidad, no te da miedo el decir qué piensas ni de quién piensas (sin ganas de ofender), tu sencillez y sobre todo que me haces reconocerte como humano; cálido. Siempre leyendote ^^ aunque tu ni idea de quién soy, un gusto.

Timoteo Estevez dijo...

╔ ╔ ║ ⌂ ═╗
╠ ╠ ║ ║ ╔╝
║ ╚ ╚ ║ ╚═

╔╗║ ╔╗ ║║ ⌂ ╔╣ ╔╗ ╔╣
║║║ ╠╣ ║║ ║ ║║ ╠╣ ║║
║╚╝ ║║ ╚╝ ║ ╚╝ ║║ ╚╝


esa imagen es morbosa ...

Leonard dijo...

es agradable reconocer que no pareces poseer limites en decir lo que piensas y logras observar; solo puedo decir esto, ya que para mi algunas veces el mundo es distinto, supongo que por ello solamente escribo una historia, bueno historias, historias que no pueden ser juzgadas por que lo que se esta escrito, escrito esta, mostrando una realidad, un mundo creado sin divisiones; y los pensamientos son tan volubles como el mismo ser humano.
cuidate un abrazo.
PD: perdona la tardanza, he estado muy ocuado.