domingo, 28 de marzo de 2010

Unplugged: Hush, do not say anything …


No digas nada, escucha en silencio el latir de tus pasos que tropiezan con los corazones tristes rodando por el adoquinado incierto de preguntas vagas…
Vuelve la mirada al pantano atónito donde dejaste colgando los sueños corrompidos por el orgullo juvenil de unos días color lila, moras y peces voladores.
Corre, huye, aleja los miedos, enfrenta los espantapájaros sonrientes del establo. Déjate envolver por la magia de tu dulzura interior, no temas ser humilde, abre las ventanas internas de la bondad y destierra los pecados capitales que rondan por las chimeneas paupérrimas.
Extasía tu hermosa sonrisa en la pérgola de nuevas ilusiones … Renueva tu fe, contempla por el visor de la esperanza, días sin holocausto para la libertad, sin huellas por el desierto con hambruna y lágrimas al caer el triste crepúsculo ajado.
Vuela alto, tanto que no pueda águila alguna tocar tus cabellos rizados al aire por la caricia suave de Eolo.
Sueña de nuevo, cierra tus ojos color café y disfruta del banquete con perdíes, maná y miel en el cántaro de barro ungido por el perdón prodigo que acoge tus pasos aún cuando marchas con tu hatillo tras la espalda prófuga de abrazos.
No digas nada, escucha en silencio la mentira de tu verdad …
Bookmark and Share

5 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Simplemente bellísimo y como las águilas remontémonos hacia las alturas, donde veremos la tormenta desatarse contra la tierra, y regresemos a tierra firme, hasta después que haya pasado.

Dale un abrazo y un gran beso a tu musa predilecta, que bella es ella.
Saludos

Jax dijo...

"Extasía tu hermosa sonrisa en la pérgola de nuevas ilusiones"....Lo que pasa es que a veces la pergola tan resistente que no podemos arrancar nuestras ilusiones cuando las mismas estan demasiado enredadas en ella...haciendo que el cansancio llegue tratando de alcanzarlos..Un tanto pesimista quizas, pero no escapando de la realidad...

Elizabeth dijo...

una invitación a vivir realmente? a reir y llorar al mismo tiempo...
saludos!

Terapia de piso dijo...

Calla, calla, a veces cuando hablo pienso que debí callar. Y recuerdo cuando mentalmente me repetía: calla, calla. Pero soy terco y a veces no me hago caso ni a mi mismo.

Un abrazo, Valentín.

José Roberto Coppola

Rafael Leonidas Laureano Rodriguez dijo...

gosemos y suframos....

saludos valentin.
ha, entonces ricky martin se declaro?