jueves, 29 de abril de 2010

ADN: Los irrespetuosos van directo al Infierno ...




En mi familia, mis dos cuñadas y mi cuñado gozan de un aprecio incomparable por parte de cada uno de nosotros. Quien tuvo la oportunidad de conocer a mi padre, sabe que fue una persona muy respetuosa y con buenos valores hacia la integración familiar, respeto hacia las personas con quienes convivíamos, a los mayores y a las familias honorables que formaban parte de sus amigos. A mí, en lo particular, me pone furioso ver como muchas personas se aprovechan de la nobleza de los demás e irrespetan descaradamente a quien se les antoja. Dentro del margen de respeto, hay un sentido común donde es vital el espacio de cada persona, el desarrollo de las relaciones matrimoniales donde por lo general no tenemos las puertas abiertas para opinar o inmiscuirnos; pero cuando la ocasión lo amerita, no debemos hacernos de la vista gorda y salirnos del camino, a veces nos dejamos cegar por el cariño y dejamos de ser objetivos. Cuando eres sensato, por encima del cariño paterno o fraterno, están los ideales donde defiendes a los desprotegidos, defiendes la postura con toda lógica por encima de cualquier persona burlona, irrespetuosa. En mi familia, no hay conflictos internos ni enemistades entre nosotros porque a pesar de que muchos envidien la forma unida que ostentamos producto de una formación familiar disciplinaria, seguiremos demostrando respeto sin importar que muchas personas a quienes consideras “amigos de la familia” te traicionen y humillen a los tuyos, no podemos igualarnos a sus maldades a conciencia.

Todo el mal que hacemos alguna vez se devuelve. Ocasionalmente nos convertimos en villanos sin querer. Cómo? Muy fácil: si tus padres, hermanos o alguien de tu familia obra mal o trata mal a alguien y tu lo permites o no tienes el suficiente coraje para hacerles entender sus deslices o expresar que no estás de acuerdo con su comportamiento, eres igual a estos. Yo, por encima de cualquier cariño, hago honor al sentimiento de la justicia. Mis compañeros de trabajo saben cuan empático soy, con mis amigos y amistades soy incondicional, pero por ningún motivo, apoyo sus bellaquerías. Con esto no quiero dejar dicho que soy un santo, para nada, pero trato de tener mi conciencia en paz todos los días de mi vida.

Irrespeto es:
Maltratar una persona a conciencia.
Humillar a alguien sin pensar en los lazos afectivos que existen entre dos familias por largo tiempo.
Irrespeto es, burlarte de alguien a su espalda.
No tener condolencia con alguien cuando llora y te manifiesta su disgusto por estar pasando dificultades en el lugar donde se encuentra.
Irrespeto es, ser cínico y saludar con descaro a las personas como que nada pasa, aun cuando tu estás conciente de TODO lo que ocurre con tus seres amados.
No escuchar tu voz interna cuando te dice lo mal que obras con alguien.
Irrespeto es, ser desconsiderado con los demás, ser egoísta y permitir que tus hijos se burlen de una familia que ha sabido manejarse por el buen camino. (y abro el paréntesis para afirmar que cada quien transmite a los suyos lo que es, nadie puede dar lo que no tiene) … 

Por desgracia, en mi querido Rancho Arriba de San José de Ocoa es que están las 4,795 familias irrespetuosas, contaminando con su descaro los hogares de tantas personas que se conducen con buenos pasos. No quisiera parecer jactancioso, pero bajo ningún concepto mi familia y yo permitiremos a ningún precio que ninguna persona descarada, burlona e irrespetuosa entre a nuestras vidas como lobo hambriento buscando victimas en las praderas, como ladrón por la puerta trasera. Ya no más….!!!!

5 comentarios:

Zabeton 2.0 dijo...

Como dices...olvídese del vínculo familiar, el que lo hace mal, lo hace mal.

Asi se lo hago saber a mis conocidos. No me gusta ser ALCAHUETE de nadie. Y como dices, no soy angel, pero el ques ladron, es ladron..aunque sea mi familia.

Sigue defendiendo la parte buena de tu familia...conserva lo mejor de ella.

saludos

tnf25 dijo...

Creo que si es en tu familia donde se da la falta de respeto y no lo haces saber formas parte del problema, la ventaja de que sea tu familia quien te haga notar tu falta es que lo harán desde un punto de amor… si no te arriesgas a que cualquier hijo de vecino venga y te ponga en tu lugar. saludos!

VALENTIN dijo...

Gracias Zabeton por tus comentarios acertados, siempre son bienvenidos tus coments.
Saludos!
tnf25: Al parecer, no me leiste bien o lo hiciste por encima. El irrespeto no viene de alguien de mi familia, por el contrario, viene desde afuera hacia mi familia. Personas que como digo, se consideran amigos tuyos y son unos simples burlones y descarados.
Mi familia es muy unidda y no es para nada irrespetuosa.
Saludos :)

Isabel dijo...

el mundo está lleno de irrespetuosos y gente desagradable, donde mas se nota ... en los vecinos

un beso

Alimontero dijo...

El respeto a la familia es un gran valor...el amor filial es otro gran valor, el que adoro, y de eso "culpo" a mis padres....somos 4 hermanos, y el legado de ellos fue la unión familiar...es el único espacio donde se te es perdonado, acogido amorosamente....donde puedes ser tal cual es...y no serás condenado"....es por eso que te entiendo y te valoro más...;-)

Recibe mi abrazo con todo mi cariño y respetos,

Ali