sábado, 19 de junio de 2010

Unplugged: Forgetting under the blue moon ...


Sus caricias usadas se desmoronaron por el abismo de la frialdad que olvidaba …
Olvidó que alguna vez su cuerpo suspiraba por sus besos, mientras los perros aullaban a la luna, a su luna azul, a sus pasos que se alejaban de ese universo indiferente, medalaganario, ambiguo …
Amándole en silencio al viento, alimentó su alma con las paupérrimas migajas del egoísmo de su príncipe azul, azul como el hechizo de luna que entonaba las tristes melodías echando al vuelo las mariposas de su estómago (…)
Azul como cielo que vislumbraba en otra frontera
Azul como el infinito, azul como su paz inquieta …
Coleccionar corazones rotos no era su pasatiempo.
Sanaba su alma desintoxicándose de un amor cruel susurrándole a su conciencia:
No me busques …
No me sueñes …
No me abraces a largo plazo con la crueldad sujeta a tus manos en los bolsillos, escapando con sarcasmo una “sonrisa bipolar trasnochada” de tus labios indecorosos con una burla insensata …
Stop …!
Detente!
Ya no juegues a conocerme …
Decidí despertar
No me mires
No me ofrezcas el cáliz amargo de promesas incumplidas sosteniendo el reloj de arena tortuoso un pasaporte con un “tal vez” …
Detente …
No juegues por los rincones de mi conciencia
… El futuro incierto echaría la suerte andar y sus miradas se perderían bajo los escombros blanco y negro de recuerdos añejos … o tal vez no?

Al despertar de mi adorada amiga "SR" ... camina hacia la luz ... !



1 comentario:

luna*azul dijo...

Definitivamente nos quitamos la pañoleta por años traia nuestros ojos cerrados, hacia luz, si, esa misma que dirige mis pasos a un mejor camino. Desconocdo? quizas, pero distinto y que puede ser mejor. o quizas no.
Te quiero muchote valen.
me encanto la forma literaria,poetica y resumida de esta histora.