miércoles, 17 de octubre de 2007

TOLERANCIA ... !!!


Cuando dejamos de ser tolerantes en algunas circunstancias, con algunas personas y sin motivo aparente, dejamos de estar en su círculo.

Simplemente nos cansamos de soportar los defectos y mal comportamiento de otros. Un día despertamos y decimos “STOP”. Hay personas que nunca cambian su mal proceder y arrastran su mal, su veneno donde quiera que van.

La impuntualidad, la informalidad
, el irrespeto, la desconsideración y el atropello verbal son cosas que tolero poco.

Leía literalmente las letras de un mail de mi amiga Esther, en donde me decía que habían tomado en su trabajo una decisión en la que ella estaba involucrada y ni tan siquiera se lo consultaron, eso es discriminar, es un atropello a los derechos que te corresponden como emple
ado. A veces pasa que un jefe se le ocurre tomar una decisión en la que tu no eres participe o no colaboras para ese departamento; y sin consultarlo contigo, te comprometen a brindar tus servicios. Si no colaboras, eres desconsiderado.

Muchos al igual que yo, estamos cansados (insisto) de escuchar la palabra: ayuda, beneficencia, sin fines de lucro, a beneficio de…caramba, hasta hay que disponer de dinero extra para los deambulantes en la calle, que aparte de que es un negocio lucrativo (si, pues en este país, tener un impedimento físico, es un don) ca
da uno tiene su historia. A veces no distinguimos bien quien es el necesitado de verdad.

En una esquina de las calles principales de la ciudad, un señor delgado, de algunos 40 años de edad, con un brazo menos, parte del hombro y varias cicatrices visible siempre pide a los transeúntes. Un día le di unas monedas. Detrás de mi, venia un señor y me dijo: “ese señor está pagando todo lo que hizo, la próxima vez, no le de ni una sola mone
da, quise ignorar las palabras de este hombre de aparente corazón negro. Verás, prosiguió la conversación: el historial de ese señor que acabas de regalarle esas monedas, es que era uno de los violadores más perversos de Santo Domingo, violó a mas de 20 mujeres;... ese accidente, fue en casa de una de sus victimas que le pasó, en donde quedó atrapado, tras armarse un incendio con una vela tratando de violar a una joven.”

Ni siquiera le di las gracias a ese señor por la información, únicamente giré la cabeza para mirar de nuevo al limosnero, su cara emanaba tanta tristeza y confianza que al pedirte su ayuda, serías capaz de negársela. Llegué a mi casa pensando en como el demonio muchas veces se disfraza de ángel…pero en realidad quien era yo para juzgar a esa persona?
Mientras, la noche era propicia para ponerles un alto a las personas informales.

No hay comentarios: