jueves, 31 de enero de 2008

Desalmados Armados


Leía esta mañana en una queja de un periódico de circulación semanal, las líneas de una persona expresando su impotencia y repudio a los Agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte Terrestre mejor conocido como AMET. En dicha queja, dejaba claro que había cometido una infracción (al menos fue conciente en decirlo). Otro conductor hizo la misma hazaña.

Según contaba; cuando el agente se dirigió hacia el propietario del vehículo; dicho conductor sacó una tarjeta haciendo derroche de su gran cargo representativo de una organización mundial. El agente de transito, sin ningún apuro, dejó ir al todopoderoso y arrebató con la otra persona.

Cuando esta persona defendió sus derechos, las palabras textuales de este “bruto” “lambón” (si, lambón en buen dominicano) “Métase a militar si no quiere tener problemas con nosotros” Díganme ustedes si esta actitud no es poco sensata?

No me canso de decirlo y me siento muy contento de escribir a los cuatro vientos el repudio de este paicito que presume tanto. Queremos tener un metro para estar a la vanguardia moderna en tecnología y no creamos la plataforma de que todo marche por el mismo sendero que imitamos de las corrientes europeas y americanas.

No joda nadie!.... Cuando los turistas vienen por primera vez al país, lo mínimo que esperan encontrarse es con indígenas, así que no me hable nadie de modernidad ni nada. Aquí te encuentras con las 724 personas groseras, mal educadas, descorteses. Al Cesar lo que es del Cesar; estamos muy lejos de conocer el buen trato y respeto. No se han fijado que los americanos (en más del 95 % son muy cordiales y sus palabras lo expresan, siempre dicen gracias, con permiso, discúlpeme, por favor)

Si aquí usas ese vocabulario no eres bienvenido en el círculo cotidiano y en la calle donde debes desenvolverte cotidianamente. Es que a estos azarosos agentes de AMET, se les entrena para ser groseros y difundir terror en las calles. No me extraña que casi todos los meses, los cementerios sumen cadáveres de los mismos por parte de quienes andan en la calle trabajando decentemente y terminan perdiendo la calma frente a estos malvados.

Que nadie me salte con boberías. O somos una cosa u otra. Debemos acordarnos que las leyes se hicieron para cumplirse, para respetarlas, pero cuando vemos acciones de esa naturaleza como describo en los primeros párrafos de este articulo, a cualquiera le dan ganas de expresar su desagrado ante un sistema que en el fondo parece trujillista. ( Me estoy refiriendo al tirano Trujillo? … bah! Y pensar que ni su cabeza se sabe donde fue a parar; ya la gente no anda en eso de temerle al terror de ningún policía)

Y como las leyes benefician mas a los maleantes que a los ciudadanos que andan por la derecha; ha de saberse entonces que nuestro sistema de ley, seguridad y orden de tránsito y demás, no debe esperar buena receptividad por parte de la población dominicana, he dicho.

No hay comentarios: