martes, 29 de enero de 2008

A Raja Tabla !!!


Desde hace dos semanas me preocupa una situación que se desarrolla con alguien en mi familia que socava un poco mi paciencia cada vez que puede. Los humanos nos dejamos envolver por la necedad y creemos que las cosas son siempre como las pensamos y nadie nos saca de ese punto de vista egoísta en donde impera la lucha de poder y machismo que creemos es el arma predominante en el siglo XXI.

Para llegar al punto de este articulo, me refiero a la independencia infantil. Hay padres que tratan a los niños como adultos cuando desean que ellos hagan tareas que le establecen y en cierta forma manipularlos y abusar de ellos por entender que son nuestros hijos.

Si a un hijo o hija le pones responsabilidades de adulto en la edad que necesita orientación y lo inmiscuyes en tus cosas para alivianar tus faenas en casa o en tu entorno laboral, ha de esperarse que este niño o niña, terminará adoptando comportamiento de adulto.

Si le das responsabilidad a una niña desde los 10 años para que sea ella la que cocine en la casa, haga los afanes domésticos y cuide de sus hermanitos y antes del medio día tenga el almuerzo hecho para los cinco miembros de la familia y a las 12 en punto salir de casa a tomar el bus escolar para entrar a clases; no crees que es un poco abusivo de parte de quien lo hace?...

Nunca me cansaré de censurar las cosas malas y que me afectan indirecta o directamente a mi, no puedo soportar estas cosas y creo que en algún momento dado son pruebas que recibo para fortalecer mi visión de la vida y saber como enfrentar en un futuro el camino recorrido por muchos que le ha tocado piedras, arena, polvo y lagrimas en un sendero desierto, espinas y reproches.

La niñez y la adolescencia son dos etapas hermosas, aveces no dejamos vivir a los pequeños su vida en el mundo que para ellos no hay dificultad y los involucramos egoístamente en este entorno adulto. Pero, son niños para que hagan nuestras tareas, para que dejen de jugar y ver cartoons, son niños para obedecer, callar y nunca decir me duele algo… son niños para prohibirles todo… y si alguna vez quieren involucrarse en algo fuera de su edad, opinar y tener derecho a elección, entonces, ahí tenemos al padre o madre inconciente entrando en batalla con este hijo.

Ya saben que soy defensor extremista de los derechos infantiles… por favor, dejemos de tratar a los niños a nuestra conveniencia y permitámosle vivir sus diferentes etapas; ser adulto de hecho tiene un gran paquete de inconvenientes que descubrimos con cada amanecer o cuando enfrentamos el mundo y nos damos cuenta que respirar no es suficiente para vivir.

Esta tarde, no me permito hablar más, me remonto en pensamiento y espíritu al sufrimiento de alguien que a estas horas está siendo regañada por su padre y oprimida de su derecho a elegir vivir una vida plena, una vida que el creador otorga a cada uno, hoy cierro mi entendimiento y sin un por qué en mis bolsillos, doy la espalda a la maldad de los que forman parte de un universo paralelo a mi vida .

No hay comentarios: