viernes, 8 de febrero de 2008

Gente Invisible !!!


Luego de mis tres horas de trabajo ligero de un viernes lleno de optimismo y almorzar, me dirigí a realizar un compromiso personal. Pasé por la concurrida avenida Duarte con París y los ví; habia cientos de ellos por todo el lugar.

Todos estaban envueltos en sus tareas, ivan de un lado a otro buscando con sus ojos la ayuda de quienes pudieran verles; ahí estaban; junto a todos los peatones y transeuntes del lugar. De quien estoy hablando? de la "Gente Invisible"

Este tipo de persona tiene labores que subestimamos. Algunos tienen tiendas por departamentos con pequeños espacios; por lo general su claustrofobia no le permite estar encerrados y prefieren la intemperie y la comodidad de las aceras.

Son menos vulnerables a los cambios climáticos y su temperatura corporal se climatiza ante el calor tropical y el sol excesivo de los meses cálidos de julio hasta octubre. Algunas mujeres son verdaderas modelos mostrando sus pezones amamantando sus hijos como la virgen de las rocas ante el lente de todos, y diganme si esto no es arte?

Los niños empiezan desde pequeños, oficios que van desde el arte de convicción y la súplica hasta lustrar zapatos negros, blancos o marrones de personas que no ven el rostro de estos invisibles de ojos saltones, desnutridos, con una historia perra y miserable.

Institucionalizan "the five avenue" en alrededores de calles muy concurridas llenando de baratijas y chucherías sus stands y cajas que contienen historietas de años y revistas con portada de modelos olvidadas.

Están a la vanguardia en cuanto a la moda y por lo general usan el estilo "vintage" con colores de temporada. Son solidarios y comparten parte de su vida; algunas entretejen el pelo de otras y usan el arte mercader de cambio y prestamo. Los hombres son habilididosos y suelen parecerse a políticos, abogados y oradores con el arte de la palabra en un rostro sin rastro mate y mucha sabiduría. Cada vez crecen frente a nuestros ojos y le cuesta menos mezclarse en las calles como habitantes de Matrix.

Tomé el elevado y me alejé dejando atrás al poblado de invisibles y pensé mucho en la historia que cada uno albergan; por desgracia quienes podemos verle estamos a la defensiva con el comportamiento de algunos que ya han cruzado el portal del respeto y la intimidad de permitirnos vivir en un mundo en donde todos podemos convivir mirándoles y con la seguridad de mantener nuestros bolsillos, manos y vidas seguras.

1 comentario:

Pensando en dijo...

Lo que me da mas pena de estos "invsibles" es que muchos como es el caso de los niños deben ser mirados por nosotros los habitantes de este pais, respaldando a instituciones que ayudan a estas personitas como son los salecianos con sus proyectos: canillitas con Don bosco, amigos y amigas de Domingo Savio, etc.
No podemos hacernos insencibles ante estos invisibles.

Besos