jueves, 30 de abril de 2009

Dulce Amargura !!!

Sentí el sollozar de sus lágrimas de ojos secos al ajustarle el cierre del escote en su blusa monocromática mientras vestía su amargura para ser testigo de una boda. Ella desistió mirarse al espejo, probablemente no creyera en este sentimiento que parece una quimera ante la realidad con cántico celestial y mentiras disfrazadas ante un juramento que al menos a ella alguna vez le había empujado a estar más cerca de ver llegar la promesa incierta, en manos destructoras de sueños.

Le vi salir por la blanca puerta que rimaba con su atuendo… un poco menos que su conciencia conformista callando ocasionalmente ante el monstruo que destruía la esperanza de los frutos de su matriz. Volvió con sus pisadas de tacones miserables por la misma puerta inmaculada, con nostalgia, helada ante el frío de casi media noche, quitando las alhajas tímidas de su apariencia, soñando danzar un bolero al compás de la luna sin sentir la arena del castillo derrumbado desde antaño en sus dedos al caminar por el angosto sendero de pesares, con reproches, mal trato, sexo sin caricias y trasnocho en el aliento de sus palabras huecas ante el viento.

Había poco tiempo para el desamor, para soñar de nuevo o querer al monstruo que manipulaba sus emociones con mentiras, ira y violencia repentina. Su cruz parecía de fieltro ante los demás con sonrisa hipócrita bebiendo el amargo veneno ante el abandono de una sonrisa que duraba menos de 3 segundos; cubrió su espalda con el plumaje protector angelical que le otorgaba la fortaleza del mismo cielo y resistir el peso del iridio en sus cadenas. Por ahora, la pesadilla de sus sueños, la mantendría despierta por largos otoños …

4 comentarios:

Paula Daiana dijo...

Creo que no hay nada más triste que el desamor y la incapacidad de soñar... transmitieron mucho sus palabras.

Terapia de piso dijo...

Puede ella desvestirse de ese desamor, no importa que quede desnuda.

José Roberto Coppola

PAOLA dijo...

Cariño, trsite pero intenso.
DEstino encadenado a sonrisas abortadas , albedríos ahorcados entre cabellos desgarrados. Intenso, como la vida que lamentablemente también está alla afuera
tremendas imágenes, brillantes
besos miles

Geni dijo...

Muy hermoso,aunque triste,pero la tristeza es necesaria para valorar la alegria.
Un beso querido amigo.