martes, 21 de julio de 2009

"Filosofía Barata" ...


Hoy, por vez primera en la vida, terminé odiando mi sentido de diplomacia… esta vez no era simple hipocresía. Ocasionalmente huimos de un pasado al que JAMAS deseamos volver encontrar cara a cara. Ahí estaba yo, recibiendo “la estrella que engalanaría el set de grabación” esperando la inquietante señal: “luces, cámara, acción” sin tiempo de agobiarme rascando mi barbilla o caminando de prisa entre el estudio y el control master donde nunca 54 minutos me parecieron tan eternos. Nos da apuros encontrarnos con una ex pareja cuando las causas de separación no fueron las más loables en ese momento? Hasta que punto podemos ser indiferente para no denotar un sentimiento mayor en el que parecemos “resentidos” o habernos traumatizado un poco la separación amorosa?

Cuando ha existido un vínculo entre dos personas en una relación afectuosa donde terminamos conociendo los fantasmas, temores, ansiedades y virtudes con quien hemos compartido algo más que sexo, cotidianidades y contradicciones, no se necesita fingir, las palabras sobran y difícilmente nos importe una “pizca” de su vida actual. Todas las relaciones no terminan de la misma magnitud y llega un punto en que las cosas comunes de compenetración van divorciándose cada día, como los rieles de un tren chirreando al descarrilarse. Aquí hace acto de presencia la transparencia, momento en que el verdadero yo sale del cuarto en que lo hemos escondido para simular ser agradables y ganar puntos a favor con estrategias mentirosas o capricho desenfrenado. Cuando el sentido de competencia entra en juego en una relación amorosa y el ego sobresale del espejo que oculta nuestra vanidad repentina, los caminos comienzan a separarse y descubres que las cosas aparentemente “agradables” y sorprendentes eran poses disfrazadas como artimañas de conquista.

Hoy sentí que ponía literalmente en "zapatos ajenos" las razones refutadas anteriormente, creyendo tener las palabras correctas ante la actuación de un encuentro similar de otra persona con su ex pareja. JA! Filosofía barata me dije mientras dejaba escapar una simple carcajada al final de la jornada. Cuántas veces no hemos presumiendo saberlo todo? La filosofía barata arropa a los presumidos o a quienes hacen un juicio errado de alguien sin llegar al fondo del asunto. (Corrijo: hay que ser muy mediocre o poco sensato para externar los desaciertos calumniosos hacia alguien sin estar al tanto de sus razones ... y el sentido común que?) … Vi alejar su cuerpo translucido detrás de un cristal … No era la última vez que cruzaríamos miradas y compartiríamos escenarios laborales con un saludo frío entre ambos, sin indiferencia o al menos yo tener el fastidio de soportar el ego terrible de sus pisadas escandalosas que jugaban martillar mi paz…

7 comentarios:

Julio H. Mella dijo...

Compadre sin palabras de verdad se a que se refiere, que pique

Leonard dijo...

Realmente , me a pasado? no lo recuerdo, supongo que mas que idealizar y cumplir esa idealización en una relación, o luego de ella, no me permito derrochar lo vivido y mancharlo, aunque desde el punto, no idealizado, bueno, la vida es amplia.
Cuídate, un abrazo.^^

saqysay dijo...

Mi querido Valentín, cuanta razón tienes en ello. Debo decir, que yo no perdono, sólo disculpo. Pero hay cosas que son imposibles, él tiempo dirá quien de los dos tenía la razón.

Me pasó... El guardar silencio fue sin duda lo mejor que pude hacer en ese momento...Ha pasado el tiempo, y por esas cosas de la vida. Lo volví a encontrar, como tu dices, un saludo frio, distante. Sin resentimientos. Pero él me hiso sentir el grave error cometido de su parte, cosa que yo no le dí importancia alguna. Luego de eso, apareció una nota, en dónde me invitaba hablar. La tomé y la dejé caer directo al basurero, me fui a casa.

Después de eso, no lo he vuelto a encontrar...

Un abrazo, desde la distancia!!

carmen dijo...

Encontrarse con una ex pareja despues de mucho tiempo tu mente se pone en blanco y lo primero que arroja tu mente son todos los recuerdos negativos de esa relacion.

Pero te cuento que me paso despues de 20 y tantos anos y realmente me di cuenta que mi corazon no guarda rencores aunque verlo y ver a una persona desconocida es igual para mi, diria que siento lastima por el.

Cuidate mi principe TQM

Fausti dijo...

No desearia encontrarme con mi ultimo ex. Lamentablemnte (aunque yo no queria) las cosas terminaron de terror.

Con un novio que tuve hace ya mas de 3 años, logramos dejar atras los rencores y las diferencias y hoy en dia nos saludamos de vez en cuando y nos encontramos para conversar.

Pero cada cabeza es un mundo y cada caso es diferente.

La diplomacia hay que aplicarla, aunque nos provoque tirarla en un basurero de vez en cuando.

Un gustazo leerte, te envio un mega beso.

DARKANGEL dijo...

bueno de ese tema nos podemos pasar horas hablando y nadie podra descargar todo los rencores que sentimos, como dije en otro sitio, uno cuando se ve de frente y le llegan como golpes los recuerdos a la cabesa uno solo siente un malestar en el estomago y un poco de flojera en las piernas, bueno eso si tu querias mucho a la otra persona y aun no entiendes del todo la razon por la que no pudo ser. bueno al final cada quien lo supera de forma diferente pero siempre queda algo que nos molesta cuando se produce un encuentro y un pequeño deseo de que le valla malisimo a la otra persona, ja,ja,ja.

Keseyoke dijo...

Cruda realidad. A veces hay amores q es mejormantenrlos en la fase de Idilio.