miércoles, 19 de agosto de 2009

"Lucha de poder" ... !!!


El meridiano agonizaba mientras fumábamos el humo indecente de un cigarrillo compartido escuchando sus argumentos, su silueta de caderas proporcionadas se balanceaban cual mujer fatal sin pantaletas debajo de su blanco pantalón de lino, perdiendo su vista, recostando sus delgados brazos en el embarcadero sin gaviotas, con el mar estrellando sus olas en los arrecifes de madera, esparciendo su salitre al aire como la sal que embargaba su desdicha momentánea abatida por la incertidumbre. El paraíso parecía insignificante ante el pesar de tan solo una palabra, una llamada, un mensaje que tranquilizara sus mariposas revueltas en el estómago. Supe sin pensarlo dos veces que existía entre ellos una “Lucha de poder” en decidir quien tenía el control o riendas en la relación. Por el momento, ella parecía estar en desventajas por la vulnerabilidad femenina, donde las lágrimas momentáneas son incontrolables a veces y otras tantas la tregua extremista sin pensar dos veces en una reacción que, suele ser lo contrario a lo impuesto por el corazón.

Quién se supone debe imponer las decisiones o reglas en una relación sentimental? En qué parte deja una relación de ser bilateral? Simplemente somos hipócritas y nos quedamos al descubierto siendo canallas frente a los albatros en el ritual del cortejo? El amor se mendiga? O acaso se suplica? Desde cuando nos convertimos en desalmados a conciencia? El amor es un juego de sentimientos ganando quien logre romper en más pedazos el corazón de su “otra mitad”? contemplaba su lacia cabellera trigueña danzar al ritmo de la brisa ondulada en el gran destino del caribe, escuchando a pocos pasos el tintinear de las copas festejando el encuentro de prensa amarillista, sin importarnos el tedioso sol que bronceaba las neuronas del océano con preguntas fugaces, silenciosas, sin proponerme saber las respuestas, volviendo repentinamente a ser aprendiz. Pero, que tal si era cierta la teoría de que: “Los corazones estaban diseñados para ser rotos”? Estarían patas arriba todos los creyentes en un sentimiento difícil de explicar? Se sumergirían en la ambigua convicción del instinto? Nuestro siguiente paso en el eslabón era despertar únicamente interés por el sexo placentero sin preludios, como el apareamiento animal? De nuevo estábamos en desventaja en comparación con los chimpancés?

El sanguinario tacón de sus zapatillas blancas hizo trizas la colilla del vehemente cigarro de segundos anteriores en sus labios sin escándalo púrpura, perdiendo el humo del último sorbo que yo soltaba al viento, disipando el estrés momentáneo. Nos mezclábamos en el leve murmullo de exquisitos manjares, con la brisa susurrando en mis oídos mi añoranza de la ciudad de asfalto; a pocos pasos unos trovadores hacían alarde en seducir sus cuerdas vocales con la estelar canción de Joan Manuel Serrat, yo miraba su rostro que frente a mi sonreía a medias, callando las palabras conocidas ante el episodio inexorable de mi andar repentino. Probablemente su dilema era más fácil de resolver si alguien quitara la barrera del orgullo y con una simple llamada resolviera todo, al final, nadie gana la batalla estando en igualdad de condiciones… o si?


9 comentarios:

Julio H. Mella dijo...

sabe mientra iba leyendo me lo imaginaba me encanto compa de verdad

Cyd dijo...

En ocaciones ambos perdemos, el orgullo impide que uno busque al otro. Mientras tanto el amor desperdiciándose en aguacero.

Dulciblue dijo...

Antes de empezar con mi opinion del tema, debo decirte que mientras leia los primeros parrafos del texto me imaginaba como foto de portada la que tienes en facebook en la que estas de blanco y frente al mar(todo un mediterraneo!

Estoy muy de acuerdo en la frase que dice que el amor no se mendiga. Hace mucho tiempo estuve en una relacion en la que la comunicacion era muy pobre, yo mendigaba las palabras y eso era terrible.

Sobre lo ultimo que dices. No se cual es el chow que sostienen muchas feminas del: "No lo voy a llamar que me llame el" Yo siempre pienso que se debe hacer lo que se siente, siempre y cuando sea razonable. No creo que el amor sea una lucha sino mas bien una entrega libre de egoismo del propio ser.


My Valen! Te quiero muchisimo,

Zuresh dijo...

cuando es de a dos siempre alguien tiene que ganar, no hay acuerdos. siempre llega el punto en que conciente o inconcientemente alguien obtiene una victoria, pero en eso esta la gracia, en dejar que esa lucha de fuerzas mueva a dos personas, que no es más que el amor actuando entremedio...

saludos!

Pluma de fuego dijo...

Muy bonito post... es una lástima...

saqysay dijo...

Se pierde, se gana... Total el orgullo siempre puede más. Qué difícil es amar y ser amado. Quedando la mayor parte, en segundo plano.

Saludos, Valentín!!

Zabeton 2.0 dijo...

Yo evito la lucha. Si tengo que llorar, lloro. Porque después que pasó la magia...ya no hay grito que valga. Dejando el orgullo gano, buscando el sacrificio me hago feliz. Pero todo hasta un día. Nadie es imprescindible.

Leonard dijo...

fue muy agradable, razonar he imaginar aquella escena,^^
lo unico que no comparto,aunque creo que piensas lo mismo, pero no fue expresado, es que el amor nunca se mendija, y cuando se hace no es amor, las personas siempre confunden el amor con las relaciones, muy pocas veces ese sentimiento esta presente en ellas, si lo estubiese no se terminarias, o no de desastrozas formas.
PD: he amado, solo hablo de mi experiencia, de la sutil comparacion con el afecto y el deseo, la necesidad de perder la soledad del individualismo.
un abrazo, me siento algo reanimado.gracias

luna*azul dijo...

Zabeton muy buena esa.
valen para mi el amor no se mendiga, el amor se merece.
un abrazote. :p
Yo misma.