martes, 1 de diciembre de 2009

Misericordia ...



La blanca puerta volvió abrirse por milésima vez, encerró su nostalgia conduciendo sus pasos al Cristo de madera imaginario al pie de su tálamo, sus rodillas flaquearon y postrado ante la incomprensión desconcertante de lo justo y correcto, lloró con amargura las lágrimas más conmovedoras de su introspección abrazando la miseria de abrazos olvidados y palabras disfrazadas en justificaciones convincentes que arrojaban lástima, la misma que invadía su esternón alojándose en su diafragma privándole respirar por un instante, una negra lágrima bordeó sin detenerse, el contorno de su alma. Su galaxia oscureció al mejor estilo de Chaplin, sin acordes de guitarra, sin cancionero, sin argumentos para renovar su fe momentánea. Quizás cada escena recordada era la utopía de restablecer el camino para echar andar sus pasos despertando la ternura apaciguada en rincones polares. El sol oscureció ante la nostalgia, la noche palideció y en su entorno la placidez tranquila de su conciencia; probablemente se acomodaría, esperaría sentado a que el viento tocara su cara sin necesidad de correr, quizás su optimismo necesitaba ser desempolvado del pavimento … Cerró sus ojos y recordó las palabras del maestro: “Padre, si no es mío este trago, pasa de mi esta copa”. Extasió su cuerpo abatido, sin despojar prenda alguna, sin mirar el reloj o proponerse escuchar el sonido cruel del teléfono en el umbral de días pasados. Dormiría con la certeza absoluta de abrir sus ojos con la respuesta ante la señal anhelada, probablemente el sol brillaría más intenso o el viento movería igual las hojas de los arboles como sus cabellos y ya no habría más suplica de misericordia …



5 comentarios:

Leonard dijo...

la imagen y el texto me parece un conjunto genial,
una gran obra de letras, de líneas que mas que embelesarme en sutiles expresiones, me brindaron sentir tal sensación, un agrado.
cuídate mucho.
un abrazo^^
Leonard.

Karlita dijo...

Valentìn, holaaaa!!!!
En vdd que bonito escribes, siempre me quedo encantada con tus letras...

besos!

ainhoa dijo...

Ufff perdón por el tiempo sin comentar por aqui pero ando mal de tiempo aunque feliz...
Que profundidad en tus palabras...
siempre es un placer leerte.
Un fuerte abrazo.

saqysay dijo...

A esos momentos les llamo, reencontrarnos con nosotros mismo, dónde no vemos salida. Pero que al paso de los días, logramos ver las cosas, con otros ojos.

Mientras podamos reestablecer el cambio, sin dañarnos a nosotros mismos.


Abrazos, Valentín!!

M dijo...

Cuando el sentimiento inexplicable llega al alma hay problemas serios, no debemos permitir que nada ni nadie nos ponga en angustia a punto tal de sentir que imploramos lastima.
Me encanta leer siempre tus escritos querido amigo.
Un abrazo.
Pdata: demasiado bronceado quedaste en el fds de las terrenas, vi algunas fotos por carelibro jejejejeje.
Que buena vida.