miércoles, 25 de noviembre de 2009

" The truth always comes out "



Ninguna mentira es tan confortable para asumirse como verdad...
----------------------------------------------------
Ayer, cuando una de mis compañeras de labores me contaba el triste y reciente incidente de su gira fotográfica de la universidad, donde uno de sus compañeros de clase perdió la vida al ahogarse, volví a cerciorarme de cuan única y transparente es la verdad. A ojos de todos y mirada de ningunos, el joven se perdió en las profundas aguas sin ruido alguno. Dos días de búsqueda ininterrumpidos y nada, como si la misma tierra se lo hubiese tragado; justo cuando la familia se trasladó al lugar del incidente, como por arte de magia el cuerpo emergió a la superficie para arrojar todas las respuestas a las interrogantes de todo el mundo; así mismo es la verdad, siempre sale a flote sin importar el tiempo, sin importar cuanto prejuicio haya en el entorno o incrédulos que juzguen tus razones o te crucifiquen sin apelación alguna.

Escuchando el fin de la historia entre consternación y asombro por haberle ocurrido la tragedia a una de las secciones de mi ex profesor de comunicación en la universidad, comprendí la importancia de mostrar respaldo y sin hacerme preguntas sueltas, justo en ese instante recordé la recién bofetada sin manos propiciada a “MP”: “Aló! Contesto yo el teléfono en tono bajo.
Donde estas? Me pregunta con su ironía suspicaz…
Yo? Trabajando, le contesto.
No me digas? Tan tarde?… me responde mientras deja escapar su carcajada burlona que detesto … A esta hora? …. Jummm, prosigue con su tono de desconfianza… específicamente donde estas y que haces??? No puedo hablar mucho, estoy finalizando una entrevista en el segundo nivel del Restaurante XXXX, contesto … Que bien, estoy cerca, respondió. … Hablamos luego, le dije antes de colgar … 3 minutos mas tarde, arribaba al lugar con su danzante cabellera leónica, su risa contenida con dentadura perfecta y con su black berry en manos escribiendo un mensaje para enviármelo, dando por asegurado que yo no estaba donde le había dicho. Hice una pausa corta para saludarle con todo el cariño de amistad sincera que nos une y ver su rostro de felicidad por sus vínculos con la tierra de gente apasionada.

Una hora más tarde, estando en casa ya, recibo su llamada en la cual, me pide disculpas y perdón por haber desconfiado de mis palabras. “Te diré algo”: eres mi amiga del alma a quien adoro, pero tengo por entendido que, "a los amigos de verdad, NO tienes que darle explicaciones porque no la necesitan si conocen cada cosa de ti" … Creo que sin duda alguna entendió el mensaje y la lección de vida recibida ante su desconfianza. Cuando NO tienes nada que ocultar, difícilmente incurras a rodearte de mentiras; mentir es fácil, juzgar es fácil, difícil es creer sin anteponer prejuicios.

Ocasionalmente nos damos cuenta que muchas personas de nuestro circulo nos dicen mentiras tan poco convincentes que a ellos mismos les da trabajo asimilarlas como tal; al menos yo, las ignoro si las mismas luego, no causarán estragos, pero ha de entenderse con toda transparencia como la pura, dura y única verdad, que mentir antojadizamente es ir construyendo la cruz donde un día sin necesidad que alguien te crucifique, terminarás con la herida en tu costado, alejado del bosque de los pigmeos, poniendo en tutela el enunciado de Isabel Allende: “Cada uno tiene su verdad y todas son válidas” … pero, esta frase, se puede considerar como cierta o falsa ???? … ahí está el problema.

15 comentarios:

Leonard dijo...

sabes por que me encanta tu blog, muy simple; es un lugar donde siento realmente se puede compartir.^^

Leonard dijo...

si no la toca un apice de culpa, es solo una sonrisa.^^
cuanto tiempo me ha parecido no estar aqui, a pesar que tan solo han pasado unos dias, a decir verdad he pensado demasiado, debe ser eso.
espero y todo como la verdad de depertarse cada dia, sea un virtuoso caminar luchando por no perder pestañeo en disfrutar.
cuidate.
un fuerte abrazo^^
Leonard

María Laura dijo...

HOLA VALENTIN,

ODIO LA MENTIRA, YO NO TENGO DOBLECES, SOY COMO ME VES Y CONFÍO EN QUE TODO EL MUNDO QUE ME RODEA, LO ES,

Y TE ASEGURO, QUE DUELE COMPRENDER, QUE A VECES TIENES EL ENEMIGO EN CASA,

BESITOS,

Zabeton 2.0 dijo...

Siempre había creído que la mentira era una cuestión genética...pero después de leer algunos libros, me he convencido de que es "evolución." Nos hemos acostumbrado tanto a mentir que lo hacemos de forma "natural."

Pero como dices, la verdad..."always comes out"... y nos deja mal parados.

Pena por el amigo ahogado. Pena por los que tapan la mentira entre muchas otras capas de mentiras. Y los que pretendemos decir la vedad, de vez en cuando, caemos en la corriente...indiferente.

(mucho tiempo sin comentar,,,,full de trabajo y proyectos universitarios.)

saludos

saqysay dijo...

Una lástima esa persona que hasta la hora, no sé, si fue accidental o hay razones más de fondo.
Dicen que la mentira, dura, mientras aparece la verdad.

Muchas veces una mentira piadosa, nos puede salvar de una situación, a la cuál no queremos enfrentar(me refiero en temas sentimental)...

Cariños,eternos!!

CalidaSirena dijo...

Soy de las personas que pienso, que prefiero una verdad aunque me duela mucho, que una mentira..
Besos muy dulces y gracias por estos geniales relatos que nos dejas..

Karol_a dijo...

Buenísimo tu escrito. Mejor nunca se podría haber expresado, tu forma de narrarlo me ha encantado.
Y sí, exacto, ahí está el dilema, esa frase cuánto tiene de verdad o cuánto tiene de mentira, o puede ser verdad en su teoría, pero difícil de aplicar la práctica, no todo es válido, y la verdad solo es una, si no le ponemos los ojos que la miran, además de que nadie está en disposición de la verdad, es tan relativa...
Pero sin duda es mejor que la mentira, aunque hay muchas clases de mentiras, yo mentiría si es preciso por un bien hacía mis seres queridos o para salvar sus vidas, o para evitar lo que se me ha demostrado que que si digo la verdad a alguien sería muy nociva, en fin cada uno, eso si, tiene su sentir y que valore...
Un abrazo Valentín.

Volcano dijo...

Para mi todo el que habla mentiras es por que tiene algo que esconder y si tienes algo que esconder es por que generalmente no es bueno...

Pd: realmente me apeno mucho lo sucedido con esa excurcion en la universidad.

Massy dijo...

Mejor una verdad que me mate instantaneamente a una mentira que se me vaya suministrando lentamente y me mate en silencio como el veneno, confiar en alguien es dificil, pero si aprendes a conocer a esa persona, y la consideras tu verdadero amigo, no tienes por que dudar de sus palabras, en ocaciones por situaciones diversas uno tiende a torcer, pero no puede ser algo constante, por que si no mejor no te llames amigo o no lo llames amigo.

Un besote mi muñeco!!! aqui estoyyy!!! se que me extrañabas!! creeme que yo a ti tambien1!!! te quieroooo!!!

Richard dijo...

MUY LINDO ME GUSTA COMO TIENE TU BLOG Y ESTA ENTRADA MUY LARGA PERO ES MUY BUENA Y BUENA HISTORIA TRISTE PERO CON BUEN MENSAJE

Sofía dijo...

Totalmente cierto... Las mentiras hasta las más pequeñas son lo peor... Una mentira conduce a otra más grande y así hasta que todo se convierte en una gran mentira...

alone_01 dijo...

Es muy triste el caso del viaje. Conozco al profesor del cual hablas, pues fue mi maestro también.
Y estoy de acuerdo con los demás que han comentado esta entrada: es muy molesto y triste que personas cercanas a nosotros nos mientan.
Abrazos.

Samuel.

Dulciblue dijo...

Siempre he pensado que en la vida tienes dos opciones, creer en la persona o no creer. Yo decido creer. No suelo desconfiar de mis amistades, sera que en cuanto a mentiras se refieren no he sufrido mucho.Alguna que otra desepcion propia de nuestro convivir con el ser humano.

Cuando se trata de lo que piensen de mi, detesto enormemente que desconfien de mi por eso trato y cuido de manera especial mi integridad tratando de no hablar mentira.


Manito te quiero muchisimo

Miguel dijo...

En la vida hay que tener mucho cuidado y andar chivo pero vivirla plenamente sin que te importe que opinen los demas...

claro vivela bien!
Chequea mi blog para que me ayudes a decidirme en algo.

Gracias!

el piano huérfano dijo...

La mentitra pues sí, es una cuestion de miedo afrontar la realidad y de autoestima, odío las mentiras, la hipocrecía, pero tengo la tolerancía de entender la falta de seguridad que tiene la otra persona, lo miserable que es.
comprendo pero no siempre perdono

Echo de menos tu blog, tengo que venir más a menudo pero dame tiempo, solo más horas al día.

te abrazo, querido amigo