miércoles, 19 de mayo de 2010

Un día cualquiera ...


Restos de piel rondando la conciencia acalambrada
Mañanas sin tiempo para un café …
Sonrisas perdidas frente al espejo mientras el reloj con crueldad asoma su cabeza en los hombros cansados buscando una excusa para ponerlos en el paredón.
Camisa arrugada ante el agotamiento de media noche (…)
Un tequila, una canción sin sal …
Humo contagiado por labios con exceso de carmesí, humo que intoxica los pulmones que respiran bajo el agua una fragancia sin nombre alguno.
Poesía ambulatoria, sin acordes, sin papiros, horas ni calendario y afuera unos pasos de zapatos con rumbo al este inconforme, embriagado por un sol indeleble, canalla, mordaz.
"Nostalgia extasiada con pasaporte rojo".
"Sarcasmo exquisito detrás de un teclado incomprendido" …
Mirada ruidosa perdida entre caminantes sin rostros, con alma y sin calma … con domingos sin misas, sin estornudos matutinos o bostezos quebrados.
Luna trasnochada menguando ante el murmullo silencioso de luces que encienden y apagan su cordura. Miércoles tediosos, irónicos, azarosos y extenuados que juegan perdiendo ante la calma a plena tarde …
Navaja que acaricia la piel sonrojada de un troglodita con paciencia renovada provocando los residuos moribundos del vino rancio en una copa andaluz, cáliz sin drama tomado con resignación …
Palabras sin sentido
Pensamientos en blanco sobre un negro universo
Un deseo ...
Miles de preguntas …
Un manojo de optimismo ...
Prisa cotidiana que enarbolan pisadas al dormir profundo ... cuando tus pasos van … cuando tus pasos vienen …

Bookmark and Share

6 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Lo importante es vivir día a día y caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Hay que dar esos pasos, y que collage de pensamientos, algunos muy eróticos, otros como que la conciencia nos remuerde y en otros momentos como que se vive al máximo, como si fuera el último día de placer que vamos a tener.

Vida
Saludos

Francisca dijo...

Muchas veces el día junto al reloj no nos da el tiempo suficiente para disfrutar de aquellos detalles que nos ofrece la vida...
Saludos!
Fran

Gabrielle Dupré dijo...

Me gustó lo que escribiste. Es denso, profundo.

Massy dijo...

Te he dicho alguna vez que me intriga la manera en que relatas los mas simples momentos...miras mas alla del horizonte...me gusta eso!

un besote mi Valen querido!!!

Gigi German dijo...

Ay amigo hermoso, cuanto pasa y cuanto queda en un momento :) y que hermoso lo relatas.

Te dejo muchos-muchisimos besos! <3

Jax dijo...

Tremenda resaca fisica y espiritual, pero que gran sabor de boca nos queda y quizas por fuera de ella, restos del carmesi como pruebas de una noche donde el sarcasmo, la ironia y el analisis fueron guardados en un baul, para dar paso a lo inpensable, a lo invaluable y a lo espontaneo...

...luego, de regreso al cinismo habitual..