sábado, 23 de octubre de 2010

Zapping: El Horror teatral de algunos noticieros ...



Mi madre es por decirlo así, adicta a los noticieros. No se va a la cama hasta conocer las diferentes vertientes en que se encuentra el país y en cierta forma el mundo. Cada vez que le visito, le escucho revelar su agrado o simpatía respecto a la credibilidad de los comunicadores que irrumpen su prime time todas las noches. Pensé que se trataba de preferencia hacia los mismos o el agrado hacia algunos canales de televisión determinados, pero cuando comencé analizar objetivamente su opinión como telespectadora, supe que como ella, hay tantos miles o millones de personas que emiten sus comentarios o disgusto con quienes están ejerciendo un trabajo periodístico frente a las cámaras, quienes requieren credibilidad como profesionales al 100% sin parcializarse o dejar aflorar sus sentimientos por entenderse que el protagonista del noticiero, es la misma noticia en sí, no el presentador.

Justo cuando las grandes cadenas hispanas como CNN en Español, Telemundo y Univisión trabajan con un estándar de calidad impecable y con un sello de credibilidad indiscutible de sus periodistas, República Dominicana retrocede años luz para dejar ver el gran espectáculo noticioso teatral con payasos y dramáticos que invaden todos los días los noticieros; presentadores a quienes se les va la mano con un derroche exagerado de gestos y “desinformación” con comentarios personales que descentralizan y confunden en el mayor de los casos al televidente. La función principal de un “lector de noticias” es informar, presentar las noticias que un departamento de periodistas y profesionales han dado cobertura para mantener con actualidad y veracidad a la población. Desde cuando el teatro se incorporó a la televisión? Hasta que punto han permitido los propietarios de algunos canales de televisión que su imagen sea ridiculizada? Los periodistas objetivos, son imparciales delante de un noticiero y cuando desean expresar sus diferentes puntos de vista y analizar con más profundidad las noticias, hacen programas de comentarios donde expresan abiertamente sus quejas y análisis de hechos ocurridos con mayor profundidad, conociendo historicamente hechos relevantes en todo el mundo.

Justo cuando creíamos haberlo visto todo, al menos yo me resisto ver estos espectáculos dramatizados por mediocres de baja personalidad y con un historial en el anonimato, deseando brillar ante los espectadores morbosos que suman el rating de estos vulgares que se han infiltrado con su “arte escalador” hasta lograr lo que desean. Es notorio ver que si se habla del alto costo de la vida en un noticiero local al que muchos conocen, se coloque una canasta de productos nacionales, un saco de arroz, plátanos, etc. y es sólo una muestra con los grandes desaciertos y “ridiculeces” que se presencian. Pero esto no se queda ahí, la guerra de los rating ha sobrepasado la modalidad de algunos años en Europa y otros países que se desnudaban sus presentadores para acaparar las noticias, pero cuando lo vemos con cierta objetividad, nos damos cuenta que en estos países, económicamente hablando y en desorden social y criminalidad, presentaban un índice tan bajo y con tan pocos temas de interés por su sistema organizado, que era lo mínimo que debían hacer. En otro canal por las noches, tenemos una presentadora que hace más gesto que “Marcel Marceau” … un horror y un descrédito al gremio periodístico. Su drama es tan evidente que he escuchado a algunos colegas proponer que en lugar de leer las noticias, sea actriz estelar en obras de teatro. Es muy usual verle levantando las manos con mímicas exageradas, acompañadas de ciertas expresiones corporales, titubeando al leer en el teleprompter, mientras arquea las cejas y deja escapar palabras improvisadas… Por Dios! Ya está bueno de circo. Y aunque estos comunicadores pésimos sean una minoría, debo admitir que hay buenos periodistas leyendo noticias, a los cuales exhorto seguir con su sello intachable y profesional.

Particularmente a mi me da rabia porque es el medio en que me desenvuelvo y con cierta objetividad trato de no repetir errores que sean notorios ante los televidentes cuando de producción se trata. Aboguemos todos por una mejor televisión dominicana, sin payasos en nuestros noticieros, dejando bien claro que no todos los televidentes desean mirar un espectáculo teatral y una desinformación errada con opiniones en el contexto de la información donde no sabes si es el punto de vista del presentador o es la noticia en si. Por más indígenas que seamos considerados, no creo que ningún vecino de isla que haya vivido comiendo cenizas o haya tenido que escapar de un régimen de hambre, miseria y persecución, tenga que dejar aflorar frente a millones de persona su mal comportamiento y mediocridad como profesional porque al final, hay dos profesiones en la que no tienen cabida los mediocres por más que deseen escalar o engancharse: “el arte y el periodismo” … he dicho!

7 comentarios:

Leonard dijo...

da un poco que pensar, sobre todo el final, ( el, he dicho, y lo del arte y los periodistas).
es un agrao que os preocupes de lo que para la mayoria es lo normal y de cierta forma lo aceptable, al no ver la forma de afrontarlo,(existe una sola, negarle).

estoy un poco cansado.^^
perdona la poca comprension de mis palbras y el analisis austero.

cuidate mucho, dulces sueños, mmm, o despetares.? ^^

Sherezada dijo...

hola!!
en lo personal creo que la television se ha vuelto demasiado comercial y de muy poca calidad, cada vez es mas raro encontrar programas que realmente valga la pena ver, es una lastima, siendo una forma tan extensa de comunicacion...
saludos!

Marta dijo...

Y has dicho bien mi niño.
Pero eso no es un mal de tu país solo, aquí en España tenemos grandes payasos de la "desinformacion",que no vayas a creer tienen sus adeptos, haciendo cierto aquello de que "cada uno tiene lo que se merece".
Pero también tenemos grandes comunicadores, gente honesta y con una gran credibilidad. Y yo tengo la suerte de vivir en una comunidad autónoma Catalunya, con canales televisivos propios, de una calidad que ya puede envidiar el resto del país.
Con unos profesionales como la copa de un pino, y los telediarios de nuestra cadena TV3, son aparte de serios, formales y amenos , de una rigurosidad absoluta,uno se siente bien cuando no forma parte de esta circo informativo.

petonicos, mi niño, gracias por estar siempre.Tu sabes que soy una descreída, pero me reconforta pensar que me tienes presente en tus plegarias, te lo agradezco de corazón.

tnf25 dijo...

Coincido contigo, el protagonista es la noticia , no el presentador…ahora bien si es que hay veces que uno dice , - me gustaría ver como da la noticia fulanito o fulanita- pero eso ya es otra cosa.

En lo particular evito los noticieros por las noches…duermo mas tranquilo.. saludos!

saqysay dijo...

Mi querido Valentín:

Ude. tiene toda la razón, es por lo mismo que evito ver los noticiarios de mi país. Son verdaderos circos mediáticos. Con preguntas fuera de todo sentido, que dejan respuesta del mismo tamaño de la consulta.

Dan muchas ganas de apagar la TV, hoy en día con esto del Internet, existen muchos métodos de información. Claro uno puede hacer la diferencia, porque aunque no lo creamos, la prensa escrita también se ha contagiado con ese virus(por dar un nombre).

Será que los estudios de Periodismos no requieren de mucha disciplina - teoría - práctica. Solo basta con modular bien(en algunos casos)Poca o nada información total rellenar con imágenes una y otra vez. Es lo mejor que se puede hacer. Ahora sino nos vamos al ámbito humano, el que las víctimas realicen un mediano shows y puedan llorar, eso marcá mucha sintonia.

El tiempo es de constantes cambios, en este caso, creo que es para peor. No lo crees tu?...

Besos, Valentín
Se le extraña.

Leonard dijo...

gracias por la distincion^^

cuidate mucho y un fuerte abrazo.

suspiro)amor?. solo una cosa reclamo a esa palabra, ¿quien habra sido el desquiciado que se le habra ocurrido llamarle así, a algo que no compendia, y no logro colocar en el diccionario?.

^^

sonrisas.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Que buen blog!


No solo en la rep dominicana, pasa en todos lados. Y ocurre porque la gente LOS VE. sino porque los pondrian?

Saludos, vengo de lo de Mucha

Petra