viernes, 28 de enero de 2011

Felicidad Social ...



Los diferentes paradigmas e imposiciones sociales han creado una generación de personas amargadas, llenas de complejos y con el enjuiciamiento de una sociedad donde parece que la individualidad es el pecado capital del nuevo siglo.
Se y conozco a muchas personas que terminan complaciendo los deseos y caprichos del circulo social y familiar, convirtiéndose en verdaderos títeres sin identidad, payasos andantes con un antifaz a cuesta. El caso más desconcertante para mi, lo palpé al ver la “descomposición en la complejidad humana” de “EE” un ex compañero de universidad, un joven brillante con un chip implantado casi literalmente por su familia para cumplir fielmente sus deseos. Nunca había visto una persona tan pragmática, con una visión y estereotipos tan marcados para convivencia y relaciones afectivas con amigos. Su boda la realizó tal cual la había ideado, con una mujer con modales y fisonomía que había buscado toda su vida, aunque ninguna de estas cosas eran lo que él como persona quería, sino más bien el deseo de su padre. Cuando despertó de este letardo y abrió los ojos para vivir su verdadera existencia, comenzó el verdadero éxodo, una situación tan desagradable que más allá de un divorcio al poco tiempo de haberse casado, terminó rozando la locura con terapias psicológicas que lo llevaron casi al borde del suicidio.

Así como “EE” hay miles de personas en el mundo, respirando por inercia, viviendo una vida bajo la decisión ajena, bajo el yugo esclavizante de una sociedad que reclama las acciones y patrones comunes donde cruelmente importa un “pepino” lo que desees hacer con tu vida. Admiro las personas diferentes, espontáneas, las que no le tienen miedo a los retos y viven en constante evolución y crecimiento sin perder su esencia, haciendo siempre todo aquello que le gusta, esas que ponen pasión a la individualidad interna, sin máscaras o hipocresía. Mi madre siempre nos decía algo muy cierto: “mis hijos, los dedos de la mano ningunos son parejos”, mientras movía cada uno de estos, dejando en nosotros un aprendizaje y un reforzamiento en que cada quien tuviera su propia personalidad. La familia a veces crea monstruos perfectos comparando cada niño con alguien que según su visión, es el que obra de manera ejemplar; no estoy a favor de la indisciplina o en contra de los buenos valores, pero si creo que por encima de la enseñanza y formación de un individuo integro, cada quien en la etapa adulta le asiste el derecho de hacer con su vida lo que desee sin que estos gustos interfieran directamente con vínculos sentimentales de segundos o terceros.

Cuándo fue la última vez que hiciste algo que quisiste? Vives una vida reprimido y tan rígida que rayas en lo absurdo y anticuado? Para mi, la vida no tiene reglas escritas para vivirla, pero si obras conforme al sentido común, sabrás donde conducir tus pasos. Detesto la gente sin personalidad, esas que no son capaces de respirar o actuar por desición propia. “EE” con casi 30 años comenzó a vivir ahora, inició de cero, estudiando la carrera universitaria que siempre ideó, haciendo todo aquello que nunca se atrevió hacer por salirse de las reglas establecidas por un verdugo tan villano al que decidió quitarse su apellido por la vía legal … Es una pena como muchos padres hacen daño a sus hijos por coartarle su vida, por manejarlos a su antojo y nunca soltarles la riendas para que estos anden libremente con sus propios pies, es una verdadera pena ver igual a muchas personas viviendo una vida “aparentemente feliz” para complacer el circulo social donde se desenvuelven, usando como carnada a muchas personas que al final, terminan desechándolas o estas abandonándoles cuando la mascara que han tenido siempre, ha dejado de cubrirle el rostro, dejando al descubierto sus osadías, su felicidad social y doble identidad … Qué esperas para comenzar a vivir tu verdadera vida?

7 comentarios:

Kardhiel dijo...

me hiciste recordar a alguien. Yo les llamo Veletas, que se mueven como el viento les lleve, y siempre dicen que son irreverentes, fuera de este mundo, undómitos, pero solo en palabras, al final hacen todo para que los demás, esos que no les importa su vida un carrizo, quieren.

hace un tiempo escribí un poema llamado Veleta, que tengo en mi blog, sobre eso.

yo solo le digo a quien se le acerque a alguien así. Aléjese, porque aunque no es contagioso, afecta a su alrededor, y de veras, prefiero seguir tomando colinas y caminando con lobas, al menos ellas están claras en lo que buscan, y uno está claro que puede ser presa.

Leonard dijo...

cada cual construye su prision, cada cual deja que la lluvia al chocar con la tierra llene de fango las ventanas sin limpiarles. una lastima.
por mi parte, por suerte, he hecho lo que he deseado, no ha sido facil, pero si dulce.^^

cuidate mucho, como siempre una cronica fabulosa.^^

un abrazo.

saqysay dijo...

Desde que he tenido razón, he realizado lo que me parece justo según yo. Eso de imponer cosas, no es lo mio(No me refiero en el ámbito laboral)Mas que nada, en lo personal.

Tal vez, por eso, muchas veces me siento que vivo en un mundo equivocado, que nací el día equivocada, con las personas equivocadas, etc, etc..
La vida es una sola, y hay que vivir la de acuerdo a lo que deseas. Eso de aparentar no es lo mio. Sé, que a todos no seré de su agrado, pero eso no significa que debo fingir, estar a su altura.

Un mundo complejo, en donde buscamos integración, sin ser referente para nadie.

Besos, cariños, que tengas una buena semana.

Jax dijo...

Valentin, lamentablemente hay padres que ven a sus hijos no como entes individuales, sino como una extension de sus propias vidas y quien hacer de estos lo que ellos en su vida no lograron o simplemente repetir el patrón que ellos entienden que por generaciones dentro de su árbol genealógico ha funcionado.

Ahora bien, esta en cada quien al llegar a cierta edad ver si ser la parte II de sus padres es lo que quiere...y de no ser asi, tomar las riendas de su vida, hacer de su vida lo que le de la gana y vivir bajo sus normas, lo cual no es sinonimo de descarriarse o salirse de las normas establecidas por los valores y buenas costumbres....

el piano huérfano dijo...

Podía escribirte tanto sobre el tema que has puesto en esta entrada, pero voy a resumirlo en una frase:
Construimos palacios sin calefacción....

rimes dijo...

Me hiciste recordar a alguien que marcó mi vida; en mi historia ese "EE", era "GTA", pero su arribismo oculto le hacía negar su primer apellido porque según él, el de su madre era de más alcurnia, aunque todos sabíamos que su madre jamás pasó de ser la mujer oportunista recién llegada de las afueras de la ciudad.
Siempre actuando como un robot, siguiendo las ordenanzas del resto, y convirtiendo en una mierda la existencia de quienes quisimos amarlo...el problema de quienes no se atreven a vivir su vida como realmente quieren, es que terminan convirtiéndose en títeres, pero del tipo hábil.porque saben que te das cuenta de su "desventaja", y utilizan a cuanto crédulo se hacerca a tenderle su mano, mejor correr, escapar muy lejos de estas personas, que son como cierto tipo de pestes, que entran silenciosas, y destruyen desde adentro, entonces cuando el daño nocivo sale al exterior, ya es un poco tarde, la metastasis de aquel mal es total.
Un abrazo mi querido amigo, hace poco estuve visitando tu hermoso país, eta vez me fuí para Higuey, a la fiesta religiosa, por cierto que hermosa catedral que tienen.

Keseyoke dijo...

personas asi aparecen por millares, por eso huyo d la mojigateria....saludos Valen, hacia mucho no venia a comentarte pero siempre atento a tus valiosos escritos