miércoles, 26 de enero de 2011

Voces que nadie escucha ...



Dicen que los años pesan y pasan… los míos han pasado dejando surcos profundos. Ser octogenario es un premio de consolación vestido de gris pálido y migajas con grandes sonrisas a carcajadas llenas, con pocas letras y las que recuerdo, estaban en una sopa con muchas viandas y ningún pernil.
Noches eternas bajo estrellas fugaces que olvidan deseos... 
Días con horas interminables…
Miradas de ojos pardos que han visto constante la miseria sonreír bajo un techo perforado, mirando las mismas estrellas legendarias mientras tú en el “trono” gobiernas a tu antojo olvidándote que existo, olvidando que respiro bajo el mismo cielo azul de conciencia que compras con billetes y mentiras, bajo el mismo campo que a veces visitas para contaminarlo con tu aliento bochornoso, con las promesas llenas de sarcasmo, olvidando rostros, niños desnudos que pocas veces han abrazado un juguete en sus manos y hombres que pierden sus nombres en el camposanto sin epitafio ni marfil.
Pero, y tú?
Como puedes dormir con la conciencia en paz por las noches ignorando todo?
Cómo puedes rodearte de pobreza para mentir en una “caja pendenciera” que a todos deleita?
Haz visto el rostro de la parturienta que muere dejando un retoño huérfano?
Qué sería de ti si estuvieras de este lado? Crees qué verías el mundo del mismo color? Quién oye nuestros clamores?
A quién le importa nuestro sudor?
Al menos yo, me llevo un alma limpia, cansada, pero no resignada, un alma sin muertes en mi espalda, sin monedas para el barquero, pero si la certeza de haber conducido mi vida y rebaño por el sendero de la honestidad y el trabajo duro bajo un sol que no duerme, expatriando en algún lugar a muchos limoneros que perecen bajo el asfalto, con frío, sin abrigo, con hambre, sin fortuna … los días pasan y pasarán tanto que alguna vez serás tu quien descanses en una tumba fría olvidado por un pueblo que con crueldad, con voces que “nadie escucha”, arroje con indiferencia las “hazañas” de tu reinado …



9 comentarios:

Аmanecer dijo...

Cuando se llega dignamente, y con esa honestidad, se dice con orgullo que los años no pesan.

Pero cuando se llega a esos años, con el costal vaciò, pesan demasiado.

Cuanta realidad tiene tu escrito.
Pobres de aquellos que no escuchan la voz de su conciencia.
Besos y un gran abrazo!!

Marta dijo...

Mi niño lindo
voz humilde, voz honesta, me ha encantado y al mismo tiempo duelen por verdad....
Y el retrato del "tronista", brutal, tambien por real, demasiado en demasiados paises.
Pero es triste, donde, en que lugar perdieron sus valores, o es que no los tuvieron nunca???.

Tu no me cambies nunca mi niño, me acuerdo un monton de ti.
Abrazos calidos, petonets, sempre

tnf25 dijo...

Es triste y es real ver como estos hombres y mujeres llegan a estas edades sufriendo una miseria económica tan grande en todo lo largo y ancho de Latinoamérica, Educación insisto es lo que nos falta….

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Lastimosamente en América Latina la pobreza ha sido por demasiado tiempo invitada a las mesas de todos nuestros pueblos.

Yo no sé si llegar a ser de ochenta años es un premio, en lo personal no deseo llegar a esas edades, los años no pasan en vano y pasan cruelmente su factura.

Al final entre mejor vivamos y seamos honestos y trabajadores y amemos de verdad demostrándolo con nuestros actos, entonces moriremos en paz y estar seguro de que fuimos felices en la tierra de los vivientes.

La inclusión social es lo verdaderamente revolucionario.

Saludos

el piano huérfano dijo...

Lo has escrito muy bien, de hecho creo que reflexionas y relatas muy bien.....Pero esta vez me has llegado directamente al alma

el piano huérfano dijo...

Lo has escrito muy bien, de hecho creo que reflexionas y relatas muy bien.....Pero esta vez me has llegado directamente al alma

Aneudy A. Payano (Zabeton) dijo...

Hayan sido malos o buenos, siempre he tenido respetos por los que han vivido una larga vida. Muchos, simplemente han luchado esa vida desde que pisaron la tierra para dar algo a sus generaciones.

Por mas necios que sean, merecen respeto. Y me gusta saber que otras personas piensan como yo. Que algunos valorar el color gris de los años imperdonables.

estare ahi algun dia.

saqysay dijo...

Diablos me haz hecho derramar una lagrima,mil cosas se me vinieron a la mente. Pero una resaltó más que las otras. Algún día te contaré...

Besos, un bello escrito.
Abrazos!!

Elizabeth Rguez dijo...

TE FELICITO POR SER TAN BUEN ESCRITOR!!ERES EXCELENTE! NO SE DIGA MAS.