domingo, 2 de marzo de 2008

Historia para contar II: Flores marchitas, barro y espera!!!


Mi visita habitual al campo y donde doña Lela, me hicieron comprender cuan afortunada es ella al disfrutar su vida sin temor a la muerte. Su historia encierra años, charamicos, barro, flores marchitas y espera de hijos que se encuentran a cientos de kilómetros viviendo una vida paralela y olvidada de su procreadora.

Es de las que se esfuerzan poco por cocinar o poner la mesa. Viste su paciencia como viste su santuario, entallada de tonos contrastantes y pinceladas grises. Cultiva cada día su fé con la devoción infinita, como las veces que reza el santo rosario o acude a las procesiones como Magdalena al calvario.

No pensé dos veces en inmortalizar su recuerdo con mi sobrina Pam . Me pierdo en la imagen cada vez que puedo y se que así era ella, joven, hermosa como la niña que a su lado, sin alardes le acompaña.

Lleva consigo casi un siglo de vida, una vida anónima, una vida en techo de cartón, madera y un arbol navideño eterno que espera ser encendido con luces, regalos y abrazos de sus vástagos. Alguna vez has usado las palabras "viejo", "vieja", "anciano" o "anciana" con una connotación despectiva? si es así, les diré que los años vividos aún con los tropiezos diarios, son una bendición.

Recuerdo el atropeyo verbal de una jovencita hacia una señora que podía ser su madre, en el bus de regreso a Santo domingo hace algunos meses. la joven, se jactaba de su corta edad y minimizaba a la señora que reprimía sus lágrimas impotentes. Creemos que al tener juventud lo tenemos todo, no siempre es así. Cerré mis ojos y me recosté en la travesía de kilómetros, asfalto y paisaje en movimiento.

Quise esa tarde no pensar y elevar una protesta a ese candor que indignamente llevaba y presumía esa joven. Entoné poesía sin comienzo y rechazo a esos años con décadas principiantes que inspiraban mi musa para retorcerme en el laberinto de los que no tienen piedad alguna por los mayores.

¡Maldita tu juventud insensata y desagradable que dan ganas de echar a un lado y escupir!.

¡Maldita tu insensibilidad y tu orgullo!

¡Eres hija de gorgona y manzana de discordia en ese paraiso de risa burlona y adas malvadas!

¡Tus entrañas parirán desdicha y devorarán tu desendencia!

¡morirás en el olvido, cosechando polvo sin escuchar el cantar de los querubines! (le decía con mi mente y mi oscura mirada de ojos cerrados)

Terminé mi negro pensamiento hacia esa villana y pensé de nuevo en doña Lela, serena, esperando en la puerta de tablas viejas y largos atardeceres. Se que un día el varquero vendrá por ella y no necesitará monedas para pagarle al mensajero su traslado al trono celestial... !

11 comentarios:

Pensando en dijo...

Que bella historia!!!

¿Y todavia te preguntas por que es que te aprecio tanto aun sin conocerte personalmente?

La verdad, es que tienes un inmenso corazón, capaz de ver y percibir lo que muchos por estar al pendiente de su mundo egocentrico no se percatan de que existe.

Preciosicima la foto de tu sobrina con la señora!

Me ha encantado la reflexión, el poema, pam, la señora, el escrito, tu...( jejeje)

Muchos besos y que tengas un feliz lunes!


Te quiero mucho

Ricardo J. Román dijo...

Hola querido Valentín:

Me ha sorprendido tu capacidad de síntesis al referir las emociones. Digo síntesis porque sugieres las emociones por medio de palabras sencillas: "Insensibilidad", por ejemplo. ¿Cuántas cosas no podríamos decir de esa palabra? Si contamos con un mundo tan de cabeza como el nuestro.

Por otro lado, me ha gustado mucho tu forma de narrar. Tienes mucho de Javier Marías, no sé si lo has leído. Sino lo has leído, te recomiendo: Corazón tan blanco, Los dominios del Lobo y Mañana en la batalla piensa en mí. Hay un libro de relatos de él que se titula Cuando ellas duermen. Es fenomenal.

Un abrazo, te sigo leyendo.

LuisGui dijo...

Valentín: no tienes idea de lo mucho que he disfrutado con tu reflexión. Impecables pensamientos. Cuán insensata puede ser la juventud.
Más allá de eso, adoro que hayas tomado la fotografía: es un arte que también comparto. Así como intento plasmar el paso del tiempo en mi diario manuscrito, de la misma forma trato de congelar escenas a mi alrededor.
Excelente post.

nickjoel dijo...

que bella esa Doña Lela, hermosa, anciana, orgullosa de sus canas, de sus vivencias, de su eterna juventud, eso es juventud, saber en el ocaso de lavida vivir sin miedos a nada, o si los hay, de igual forma saber mantener la calma,para poder encontrar la paz. Pobre "niña" esa que se mofaba de la señora que mencionas, pobre ella que no sabe que la vida pasa factura, yque la juventud fisicanoes eterna, se acaba, es efimera en este mundo amplio y justo, que a veces no lo vemos, pero es asi. Bien merecida tiene esa descarga poetica que le diste, y mas, se merece mas, a manera leccion, porque la vida es una y no debemos ir despotricando sin razon alguna sobre los demas.....

Ishtar dijo...

Estoy gratamente impresionada con su blog. que hermosa manera d escribir, cargada de profunda reflexión, coincido con usted de muchas maneras Valentín.

Su apreciacién es más que válida porque así es, el paso del tiempo es implacable, es una sentencia inexorable, pero creo que lo realmente importante y digno es que seamos capaces de llegar a la vejez como Doña Lela, con la mirada limpia y el espíritu luchador.
Así sin duda el paso desatento e indolente de los años y aún con todos sus reveces hace que al final la vida valga la pena...

Yo quisiera llegar a viejita...

Besos.

tnf25 dijo...

La juventud es algo que nos pasa a todos y por lo que todos pasamos..ya se encargan los años de pasarnos la factura..y esas no hay forma de ponerles plazos o créditos..se pagan y ya ..tu tranquilo..Hermosa reflexión dicho sea.

Valentín dijo...

Esther: nunca he cuestionado tu querer hacia mì. Te llamarè esta noche, si? ... Me haràs cafè?
Un beso!

Ricardo: No he leido nada del escritor que me recomiendas, pero en cuanto me sea pobible, tratarè de adquirir alguna de sus obras. Saludos y feliz semana. Gracias de nuevo por leerme!

Luisgui: Me apasiona la fotografìa, es uno de mis hobbies y cada vez que puedo, intento a ver que capta el lente de mi camara. Gracias Tambièn por leerme!
Ya pasè por tu espacio, està muy nice!!!

Joel: Acà entre nos ( no hay nadie màs que escuche..jajaja) Una anècdota de Doña Lela que suelen contar los mayores asì en voz baja, es que cuando ella se casò ( o se escapò con su pretendiente, preguntò? ... Por Dios, pero, con quien es que me estoy fugando? a lo que el novio fugitivo jajajajaja..le contestò... "Cormigo Lela, Cormigo... la "R" es parte de la expresiòn sureña de la regiòn que vive Doña Lela y la disyuntiva linguistica y controversia de vocablos y regionalismo entre el norte, sur, este y Santo Domingo City.

Un abrazo man!


Instar: Por que me dices usted???.. Ten la certeza de que si me tuteas, me sentirìa mucho màs joven...jajajajajaja!!!! (es broma, pero si es verdad lo de tutearme.)
Un cordial saludo!

Tnf25: Muy cierto lo que dices, cuando los años llegan, no hay vuelta atràs, aveces ni tiempo c tiene de arreglar el daño que se hace a lo largo del camino y durante la travesìa de unos dìas que acortan nuestra existencia y nombre en el portal de los mortales

Ciaoooo!!!!

Gracias chicos y chicas por sus comentarios.!

Nos vemos a la vuelta...si?

Libélula dijo...

Gracis por ser tan consecuente con mi blog, muchas gracias por tus lindos comentarios, yo por el momento te digo que si las fotos son tuyas te felicito, buenas composiciones, un beso! feliz semana

Valentín dijo...

Libèlula, libèlula, libèlula... Sì, las fotos de los escritos historias para contar II III y el I que espero redactar y publicar hoy, son mìas. Gracias por tus comentarios tan halagadores, positivos y que incitan a usar mi negro teclado, barra espaciadora y letras en mi cerebro.

Besos chiquita!!!!

nickjoel dijo...

Maravillosa anecdota, mi abuela materna, cuenta algo parecido, aunque no tubo la osadia de hacerlo, sabes que antes se estilaba buscarle el esposo a las hijas, bueno mi bisabuela tenia el "hombre perfecto" para mi abuela, era mi abuelo, y mi abuela estaba enamorada de otro señor, y en conjunto con dos hermanas penso en escaparse con aquel señor el dia delmatrimonio, imaginate eso por alla en el año 1930 o cerca, mi abuela nunca lo hizo, gracias a dios quiza ese momento de cordura permitio que hoy tuviese una familia sensacional... Esa doña Lela me encanto de sobremanera... un abrazo Valentin, y que dios te bendiga brother!

Valentín dijo...

Grax Joel, eres una cura man, jajajajaja!!!!

gracias de verdad por ser uno de mis visitantes 1A. Eso cuenta mucho para mí.

Gracias por tus bendiciones, el doble para tí.

hasta luego!!!